La Policía de Leioa multa a once vecinos por llevar a sus perros sueltos en zonas no autorizadas

EVA MOLANOLEIOA.

La Policía Local ha interpuesto 21 multas a dueños de canes desde que entrara en vigor la última modificación de la ordenanza reguladora de la tenencia y protección de animales en la vía pública en diciembre de 2012, que permitía a los perros estirar las patas sin la reglamentaria correa en tres zonas diferentes de Leioa. Si bien legalmente la cuantía oscila entre los 30 y 300 euros, estas sanciones no eran habituales, ya que la localidad no disponía de ningún espacio abierto a los animales. Desde mediados de marzo, sin embargo, el Consistorio intensificó la vigilancia de perros sueltos en la vía pública y las multas empezaron a llegar: 11 por pasear a los canes sin correa, dos por no recoger los excrementos de la vía pública y nueve por otras infracciones de la normativa reguladora.

«Esto demuestra que no somos incivilizados ni sucios, ya que se trata de una proporción de multas muy pequeña en comparación con los 2.500 perros censados en Leioa», explicó Juan Ramón Peña, del colectivo Perros Libres en el parque de Artaza, que reclama ampliar la zona destinada al esparcimiento canino en esta área verde.

El jefe de la guardia urbana ofreció los datos durante el encuentro que cerró el proceso de participación para definir la ampliación de las zonas y en el que participaron colectivos vecinales, asociaciones, miembros del equipo de Gobierno y de la oposición. En septiembre, el Consistorio expondrá sus conclusiones a los vecinos, así como la propuesta definitiva de mejora de la ordenanza que regula los espacios donde los canes pueden jugar libres.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos