«Se sienten muy orgullosos de ser republicanos»

Casi el cien por cien de la población de Minnesotta acude a la iglesia a diario. Son muy religiosos y siguen las costumbres a rajatabla. Las parejas se casan muy jóvenes, «y las chicas se quedan embarazadas muy pronto, con 16 y 18 años», explica Izaro Manzano. En este estado ha habido mucha controversia sobre los matrimonios homosexuales, y solo hace apenas un mes que se aprobó una nueva ley para aprobar el matrimonio entre personas del mismo sexo. El partido demócrata no es muy querido en esta parte de EE UU. En Minneapolis puede haber algún simpatizante de Barack Obama, pero, a medida que uno se adentra en el estado de Minnesotta, eso se hace impensable. «Se sienten muy orgullosos de ser republicanos, en las elecciones cuelgan carteles en su jardín del candidato republicano». Probablemente porque creen que un cambio político sería una amenaza frente a sus riquezas, que en su mayoría provienen del ganado. «La gente que tiene granjas es la que tiene las casas y los coches más grandes».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos