El Correo Digital
Miércoles, 22 octubre 2014
sol
Hoy 6 / 10 || Mañana 2 / 14 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > >
«Fui monaguillo hasta los 12 años»

a la tele con alzacuellos

«Fui monaguillo hasta los 12 años»

Antonio Resines regresa con un doblete en la comedia 'He visto un ángel'. Dará vida a los gemelos Ángel, un cura comprometido, y Daniel, un constructor corrupto

14.07.13 - 01:07 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios

Tras el intento fallido de 'Cheers', nadie se imaginó que Antonio Resines (Torrelavega, 1954) regresaría a la tele con alzacuellos. El actor se encuentra inmerso en el rodaje de la comedia 'He visto un ángel' (Telecinco), en la que dará vida ¡a dos hermanos gemelos! Será Ángel, un sacerdote rebelde con inquietudes sociales, y también Daniel, un constructor corrupto que no duda en suplantar la identidad de su hermano cuando le ingresan en el hospital al sufrir un grave accidente.

- Regresa haciendo doblete.

- ¡Sí! Como no tengo bastante... Después de algunas pequeñas desventuras me he encontrado con plato y medio (risas).

- ¿Pero no será 'comer' y cantar?

- Bueno... Los hermanos son totalmente distintos, aunque pueden llegar a entenderse. La complicación es técnica, porque hay que repetir las escenas en las que salen los dos. Pero tampoco cuesta tanto. Ya tengo el máster.

- ¿Los espectadores llegaremos a distinguir a los hermanos?

- Sí, porque son muy distintos. No hacen lo mismo ni piensan igual.

- Vaya cara tiene Daniel -el constructor-, ¿no?

- Sí, es un jeta. Le persigue media humanidad porque ha hecho un desfalco de mucho cuidado, ha dejado a mucha gente en la calle por no entregar unos pisos y tiene deudas con mafias. Además, cuando su hermano Ángel tiene un accidente, Daniel va y le suplanta. Ahí empieza el caos porque tiene que hacerse pasar por un cura.

- ¿En quién se ha inspirado para hacer este personaje?

- Hay una lista interminable (risas). En nadie en concreto, digamos que es una composición propia. Hay tal cantidad de jetas, que no es difícil coger algunas cosas de unos cuantos. ¡Así te queda un personaje niquelado! Este es un matado comparado con la gente que de verdad se dedica a robar.

«No soy un santo ni un golfo»

- El actor Miguel Rellán (el obispo Aguilar en la serie) será el único que conozca la suplantación.

- Sí, a ver qué pasa ahora. Al final, él es el único que conoce esta historia. ¿Qué hará el obispo?

- ¿A quién le tiene más simpatía: al golfo o al buenazo?

- En la parte moral al cura, porque es un tío serio que ha estado en África, se la ha jugado y ha tenido una vida complicada. El otro se ha pasado la vida engañando a todo el mundo y viviendo como un señor. Para ser justos, en el medio está la virtud. Sería lo más razonable porque no soy un santo, ni tampoco un golfo. No está mal un poco de todo.

- ¿Cómo le sienta el alzacuellos?

- Bien. No es muy incómodo si la camisa no te aprieta. Es como tener abrochado el botón del cuello de la camisa. Pero es curioso. La cinta es graciosa.

- ¿Y de pequeño ensayó el personaje haciendo de monaguillo?

- ¡Sí! Una temporada, hasta los 12 años o así. Más o menos cuando me di cuenta que había chicas.

- ¿Alguna vez soñó con ser cura?

- De pequeños, como íbamos a colegios de curas, era más normal. Bueno, si tenías conciencia social era frecuente soñar con ser misionero. Alguna vez sí llegué a pensarlo... También quería ser médico. En fin, la cosa estaba en ayudar a los demás.

TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
«Fui monaguillo hasta los 12 años»
Caracterizado como el padre Ángel. /Mediaset
Pasarelas de moda
Fotos de las propuestas de todos los diseñadores
--%>
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.