El Correo Digital
Miércoles, 27 agosto 2014
claros
Hoy 19 / 28 || Mañana 17 / 24 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > >
Año de incógnitas en el campo riojano

«Está siendo un año histórico en Rioja Baja»

Año de incógnitas en el campo riojano

La campaña agrícola se presenta llena de incertidumbre por la primavera tan lluviosa y fría, pero con la certeza de un retraso vegetativo de entre quince y veinte días

14.07.13 - 01:10 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios

La memoria es corta en cuanto a la climatología se refiere y pronto se olvida lo sucedido años atrás&hellip Pero esta vez las sensaciones parecen estar justificadas y el sentimiento del sector agrícola riojano coincide como nunca: «Es un año raro y complicado, de los que no se recuerdan». Las incansables lluvias de mayo y junio y las bajas temperaturas de la primavera traen de cabeza a la agricultura. Porque las consecuencias se están haciendo notar: retrasos de entre 15 y 20 días en la mayoría de cultivos, producciones bajas y aparición de enfermedades criptogámicas (provocadas por hongos). Como de costumbre las tres zonas de La Rioja han vivido de forma particular el desarrollo de este año, aunque este análisis se centrará en los cultivos.

El cereal, año histórico

El sector del cereal es quizá uno de los que está viviendo la temporada de forma más sorprendente. Por una parte está el retraso de unos veinte días, ya que otros años para mediados de julio ya estaba cosechado y en esta ocasión se está en ello en Rioja Baja, pero todavía no se comenzado en la Alta. «Está siendo un año histórico de bueno en Rioja Baja; hay zonas en esta parte en las que el año pasado no se sacó nada de cereal y esta cosecha ha dado más de 5.000 kilos por hectárea», apunta Abel González, técnico de ARAG-ASAJA. Para la Alta las previsiones no son tan espectaculares respecto a otras campañas. «Hay más zonas encharcadas, pero el 80 por ciento está bien», afirma Tomás Latasa, secretario de Organización de UPA-Rioja.

Aun así, «el cereal se ha enfrentado este año a importantes problemas de hongos, como la roya, el oídio o el mal de pie; además, a veces no se ha podido entrar a tratar porque las fincas estaban muy cargadas de agua», explica José Luis Pérez, técnico del CIDA, especialista en plagas y enfermedades. Y siguen las complicaciones, como recoge esta semana la Hoja de Precios emitida por la Consejería de Agricultura: «Destaca la abundancia de malas hierbas en muchos campos, que recuerda las dificultades que existieron en los momentos de aplicación de los herbicidas, y que van a obligar a prolongar el periodo de cosecha».

Viñedo, todavía en floración

«Hay muchas zonas de La Rioja Alta que están todavía a falta de la floración; en general la viña lleva un desfase de entre dos y tres semanas», asegura Carmelo Guinea, técnico de UAGR. La mayoría coincide en señalar que para esta época lo habitual es que el grano estuviera como un guisante, al menos en las zonas más tempranas. «En Rioja Baja ha habido problemas de corrimiento, es decir, falta de cuajado del fruto, en la variedad de garnacha. El tempranillo está bien», indica Guinea.

De nuevo las enfermedades se llevan protagonismo: mildiu -que parece controlado-, botrytis y oídio puede ser de las más frecuentes. Respecto a la cosecha, es una sorpresa. «Se va a jugar todo en el verano, aunque es lo habitual», reconoce Tomás Latasa.

Frutales, todo pendiente

Tras los problemas de la cereza, sobre todo en las variedades más tempranas, que se abrieron a causa del agua, perales y manzanos son una incógnita. Lo que ya se sabe es que la 'psila' o mieleta de la pera está afectando a los árboles.

El ciruelo por su parte, lleva también casi tres semanas de retraso respecto a otras campañas y si bien no abunda en número, esto podría redundar en una mayor calidad del fruto.

Remolacha, patata y olivo

«La remolacha que se sembró pronto, en febrero-marzo, está mejor, pero la que se puso en abril corre peligro», alerta Abel González, de ARAG-ASAJA. La patata, según el técnico, también padece problemas similares ya que hubo complicaciones en la siembra». Aunque no hay que ser pesimistas. «Ambos cultivos están retrasados, pero de verlos hace un mes a ahora se están poniendo bastante decentes, han mejorado», anima Carmelo Guinea, de UAGR.

En cuanto al olivo, todo apunta a que va por buen camino, pero lleva más retraso incluso que la viña.

Desastre de la almendra

Si hay un cultivo que está atravesando una situación complicada, ese es el almendro. Según explican técnicos y agricultores consultados por este periódico hay variedades típicas, como la largueta o la marcona, que se han perdido prácticamente al cien por cien en la zona de Rioja Baja.

A pesar de todo, y de que nunca llueve a gusto de todos, la mayoría coincide. «Benditas lluvias, si no llegan a caer este año algunos cultivos se hubieran muerto definitivamente». Ahora lo que esperan es que se mantenga el calor de estos días, aunque sin pasarse: «En una semana han hecho más las plantas que en dos meses», concluyen.

TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
Año de incógnitas en el campo riojano
Pedro Martínez, en uno de sus viñedos en la zona de Quel. /F. Domínguez
--%>
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.