El Correo Digital
Viernes, 19 septiembre 2014
tormenta
Hoy 16 / 28 || Mañana 16 / 26 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > >
El corazón vasco del tren más rápido

volará, a 360 kilómetros por hora

El corazón vasco del tren más rápido

El 'AVE' italiano de Bombardier, llamado a ser el más veloz de Europa, monta propulsores fabricados en Trapagaran

14.07.13 - 01:05 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios

Por la península itálica volará, a 360 kilómetros por hora, una flecha roja con corazón vasco. Montado en la localidad italiana de Vado Ligure, el tren más rápido de Europa cuenta con sistemas de propulsión que llegan desde Trapagaran. Es el ferrocarril de alta velocidad ‘Frecciarossa 1000’, construido por Bombardier en consorcio con Ansaldo Breda. La localidad vizcaína alberga uno de los 37 talleres de producción e ingeniería del fabricante canadiense en Europa y, además de realizar parte de este nuevo modelo de tren, ha aportado su trabajo a los metros de Bilbao, Roma y Madrid y a varias unidades del AVE.

La máquina fue presentada recientemente en la fábrica de Vado Ligure, donde se han producido trenes durante más de un siglo y de donde salió, en 1905, la primera locomotora eléctrica italiana. El modelo presentado forma parte de la familia Zefiro, y lleva el nombre V300. Busca revolucionar el mercado ferroviario de alta velocidad, a 400 kilómetros por hora, aunque ese nivel se verá reducido por los límites que permite la vía férrea que recorrerá. Tendrá una vida de 25 años y, a la espera de la renovación de la línea, podrá alcanzar velocidades comerciales de 360 kilómetros por hora. El diseño ha sido dejado a cargo del grupo italiano Bertone, responsable de carrocerías de Ferrari o Lamborghini. El interior busca parecer, como explica Alexander Orellano, jefe de diseño del vehículo, «más una catedral que una choza», con techos altos, wifi y pantallas para los pasajeros.

A la carta

A la espera de ser homologado, fue presentado el primer esbozo de «una nueva forma de entender el viaje de alta velocidad», según Bombardier. El primer tren mostrado lleva el nombre del italiano más rápido, Pietro Mennea, que ‘sólo’ corría a 40 kilómetros por hora. Logró el oro olímpico en Moscú en 1980 en la prueba de 200 metros y en 1979 rompió el récord del mundo con una marca de 19,72 segundos. Serán construidas 49 máquinas más para Trenitalia, la operadora ferroviaria líder del país, que comenzarán a transportar pasajeros a comienzos de 2015. Se espera que en 2014 esté homologado, tras las pruebas que hará en el tramo de vía entre Génova-Savona y en el circuito checo de Velim.

Con un cuidado diseño, que busca la velocidad, la estabilidad y el confort del pasajero, se ha prestado especial atención a la posibilidad de ‘personalizar’ cada modelo de tren vendido, publicitan sus promotores. Se hace dentro de lo que se conoce como el ‘Frente Pareto’, en el cual se traza una relación entre estabilidad y la aerodinámica, para adaptar la forma del tren a las preferencias del cliente, dentro de unos márgenes. Se pueden rediseñar la parte delantera del vehículo y los interiores, aunque para ello adaptan la estética a los requerimientos de consumo de energía y arrastre, y no al revés. Lo hacen para optimizar al máximo su eficacia y lograr su objetivo, diseñar el mejor tren de alta velocidad del mundo.

Bombardier busca, como explicó Orellano, que la forma siga a la función. Resumido, «la belleza de la eficiencia». El tren tiene la posibilidad de funcionar en toda Europa, ya que es adaptable a varias tensiones eléctricas, lo que le permite circular en Italia, Suiza, Francia, Alemania, Reino Unido y España. Además, la compañía ha puesto las miras en otros mercados. Y, aunque en principio la ingeniería y diseño han sido pensados para Europa, cabe la posibilidad de que se adapte a países como Brasil, que empieza a construir su primera línea de alta velocidad ferroviaria.

Producción vasca

De momento, Italia es el primer y único cliente de este modelo de Zefiro. Dentro de la gama de estos trenes hay prototipos de alta y media velocidad, ya que, además del presentado, hay vehículos que alcanzan los 250 kilómetros por hora –V250–, de los que se han vendido aproximadamente 250 unidades en China, y el V380, que va a 380 kilómetros por hora y del que se han comercializado un centenar de unidades, también en el gigante asiático.

La producción del ‘AVE’ italiano ha supuesto entre 175 y 200 millones de euros para la planta vizcaína. Trapagaran tiene asegurado el trabajo durante los próximos tres años con la producción de la motorización para el tren de alta velocidad a La Meca, que comenzará a finales de 2013, y con su intervención en la producción de los sistemas de propulsión para el monorraíl de Sao Paulo (Brasil). La planta fue adquirida en 2001 por Bombardier y en ella trabajan 250 personas. Con estos contratos, la producción internacional de la fábrica vasca supera ya el 90%, lo que permite contrarrestar el descenso de contratos del mercado nacional.

Otra compañía vasca, CAF, se adjudicó el pasado 3 de julio un contrato con la Compañía Paulista de Trenes Metropolitanos de Sao Paulo. La firma guipuzcoana suministrará 35 trenes por un importe cercano a los 380 millones de euros.

TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
El corazón vasco del tren más rápido
El tren 'Frecciarossa', último modelo de la marca Zefiro. /Bombardier

Convertir

en
Resultado
pliega/despliegaLo más comentado
pliega/despliegaLo último de elcorreo.com
--%>
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.