El Correo Digital
Miércoles, 23 abril 2014
claros
Hoy 7 / 19 || Mañana 9 / 16 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
Quien rompe la maleta la paga... aunque sea una aerolínea

La demandante voló de Málaga a Bilbao

Quien rompe la maleta la paga... aunque sea una aerolínea

Una juez bilbaína condena a Vueling a indemnizar a una viajera por deteriorar su equipaje y declara nula la cláusula que le exonera de responsabilidad

05.07.13 - 01:23 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios

Puede ser que los jueces hayan ganado en sensibilidad o que los ciudadanos hayan perdido la paciencia. Cualquiera que sea el motivo, lo cierto es que cada vez surgen con más frecuencia sentencias que obligan a hincar la rodilla a potentes empresas frente a particulares a quienes antes habían pisoteado. Célebres son las resoluciones que declaran abusivas, y por lo tanto nulas, prácticas bancarias como la cláusula suelo en las hipotecas si no se informa sobre ellas. También se ha condenado a aerolíneas como Ryanair por exigir a los pasajeros identificaciones que van más allá de lo previsto por la normativa española para embarcar.

Ahora, una juez de Bilbao acaba de obligar a otra compañía aérea, en este caso Vueling, a indemnizar a una usuaria por dañar su equipaje. La empresa se negaba a hacerlo porque, según las condiciones generales del contrato, no estaba obligada a ello. Pero la titular del Juzgado de lo Mercantil número 2 de la capital vizcaína considera abusiva esa cláusula y da la razón a la pasajera.

El problema se remonta al 23 de noviembre del año pasado, cuando la demandante voló de Málaga a Bilbao. Facturó una maleta y, al llegar a Loiu y recogerla, comprobó que el asa se había roto durante el viaje. «Reclamó a la demandada el mismo 23 de noviembre de 2012 y posteriormente el 22 de enero de 2013, contestando la compañía, en ambas ocasiones, en el sentido de no responder por asas rotas», recuerda la sentencia como hecho probado.

El fondo del asunto no es la modesta cuantía que supuso la reparación -95 euros, que es la cantidad reclamada a Vueling- sino los argumentos que se aportan en la sentencia para atajar la impunidad de las aerolíneas y que pueden interesar a los miles de viajeros que en estas fechas se disponen a volar.

En las condiciones generales de Vueling -en la estipulación 8.9- se apunta textualmente que la compañía «no será responsable en ningún caso por abolladuras, rasguños, manchas, asas y/o ruedas rotas que se produzcan en el equipaje».

«Contrario a la buena fe»

La juez, en sus fundamentos de derecho, recuerda que esta condición «no se negocia con la viajera, se le impone», al estar «redactada por la compañía para una pluralidad de contratos». Y la considera abusiva por suponer un «desequilibrio palmario entre las partes» toda vez que la empresa «se exonera unilateralmente de responsabilidad por daños que pueda causar en el transporte de la maleta al que se obliga; y lo hace de manera consciente, en una actuación contraria a la buena fe», apunta tajante la sentencia.

En consecuencia, «tratándose de una cláusula abusiva, simplemente no se aplica», continúa la juez. Así que termina estimando la demanda de la pasajera y condena a la aerolínea a pagarle la reparación de su equipaje y a cargar con las costas del proceso. «A partir de ahora, Vueling no podrá escudarse en esta condición general de contratación para eludir su responsabilidad», se felicita Iñaki Velasco, el abogado de la Organización de Consumidores y Usuarios Vasca (EKA-OCUV) que llevó el caso.

El precedente es importante ya que «la sentencia es firme, no es recurrible, y es la primera resolución judicial de la que tenemos conocimiento en la que hay un pronunciamiento de este tipo», asegura el letrado. También es cierto que la inmensa mayoría de quienes sufren este tipo de situaciones lo dejan pasar al sentirse inermes ante la potencia de una empresa importante. Pero esto, poco a poco, va cambiando. Según Velasco, cada vez son más los ciudadanos que vencen la comodidad de la resignación y deciden plantar cara a las prácticas abusivas de las grandes firmas.

TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
Quien rompe la maleta la paga... aunque sea una aerolínea
Los daños en ruedas y asas de las maletas son los más comunes y de los que la aerolínea elude responsabilizarse. /Marieta
--%>
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.