El Correo Digital
Martes, 16 septiembre 2014
nuboso
Hoy 15 / 29 || Mañana 20 / 29 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > >
«Me pegó y me amenazó de muerte si no le daba las llaves de la caja fuerte»

asalto con violencia

«Me pegó y me amenazó de muerte si no le daba las llaves de la caja fuerte»

Los ancianos víctimas del brutal asalto nocturno a su casa en Igea relatan su odisea, mientras el fiscal reitera su petición de 9 años a los tres acusados

03.07.13 - 01:00 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios

La Fiscalía reiteró ayer su petición de nueve años de prisión para los tres acusados del asalto con violencia en la vivienda de una pareja de ancianos en Igea. Al parecer, los presuntos autores del robo, tres de los cuales se encuentran en prisión provisional y al menos uno está desaparecido, amordazaron y amenazaron de muerte al matrimonio con el objetivo de sustraerles el dinero y otros objetos de valor que poseían.

«Abrid la caja fuerte porque si no os vamos a matar», es la primera frase que la pareja de ancianos escuchó a las tres y cuarto de la madrugada del 14 de mayo de 2012, según relató ayer la mujer. Cuatro hombres, probablemente tres de nacionalidad rumana y uno árabe, cubiertos con pasamontañas y portando linternas forzaron el bombín de la puerta de acceso a la vivienda. Al anciano lo ataron con una cuerda a los pies de la cama y le taparon la cabeza con un trapo. «Me hicieron unos meneos que me sacaron de la cama. Un árabe me dijo que no pasaba nada, pero que les diéramos las llaves y las claves de la caja fuerte», rememoró en el transcurso de la vista oral.

En la misma, explicó que fue a su mujer, sabiendo que era quien manejaba los asuntos económicos, a la que golpearon en el costado y llevaron hasta la caja para que se la abriera. «Noté que algo se me echaba encima y dije qué pasa. Uno con un polo rojo me pegó y me amenazó si no le daba la llave de la caja». Después, ataron a la anciana a la cabecera de la cama con el cinturón de su marido y el cable del cargador del móvil y le echaron por encima la camisa del anciano, según recordó la pareja.

La fiscalía entiende que los cuatro asaltantes, con un botín de 7.800 euros y algún objeto de valor, emprendieron la huida en dirección a la LR-123 en dos vehículos de su propiedad: un BMW 350 y un Mitsubishi Montero. En un apostadero de la carretera, una vía poco transitada especialmente a altas horas de la madrugada, una pareja de la Guardia Civil vio pasar con una velocidad excesiva a los dos coches. Los agentes salieron en su persecución y los dos vehículos decidieron separarse y seguir cada uno un camino.

El BMW acabó atascado en una finca agrícola camino de Cervera, con dos ruedas reventadas y sin matrícula. Todos los indicios apuntan a que su ocupante sería A.N., rumano que habría huido con el botín y del que se desconoce su paradero. Los agentes explicaron ayer que varios testigos aseguraron que al día siguiente lo vieron en Rincón de Olivedo preguntando por horarios de autobuses.

El relato de los hechos recoge que un guardia civil tuvo que empuñar su arma para dar el alto al Mitsubishi que se dirigía hacia Alfaro. Sus ocupantes, A.A.A.; C.I.C. y C.G.G. son los tres hombres que hoy continúan en prisión provisional. Un agente señaló que «los acusados, al bajar del coche, dijeron que no habían hecho nada. Estaban nerviosos, daban versiones contradictatorias y uno intentó esconder dinero en un lado del coche».

Tanto en el BMV como en el Mitsubishi se encontraron guantes, linternas y pasamontañas que contenían el ADN de los tres acusados y el de otro varón. Además, un hijo de las víctimas y un vecino de la zona encontraron ropa deportiva que también contenía restos orgánicos exclusivamente de los presuntos agresores.

Pastillas para poder dormir

Los tres supuestos asaltantes negaron todos los hechos de los que se les acusa. Uno de ellos, A.A.A., aseguró que «las pruebas están manipuladas y todo responde a una gran mentira. Estamos en la cárcel porque existe una justicia para ricos y otra para pobres». Y acusó a la Guardia Civil de haberse quedado con algunas de sus pertenencias.

Los ancianos, que desde entonces toman pastillas para poder dormir, señalaron que su principal preocupación es descubrir quién informó a los asaltantes. El hombre expresó que su máximo deseo era «que estos señores cumplan su condena y cuando terminen vuelvan a su país. Y añadió que «la próxima vez tendrán que tirar la puerta abajo si quieren entrar».

En Tuenti
«Me pegó y me amenazó de muerte si no le daba las llaves de la caja fuerte»
Los tres presuntos asaltantes esposados y custodiados por la policía durante la celebración del juicio. /Clara Larrea
--%>
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.