El Correo Digital
Jueves, 31 julio 2014
sol
Hoy 13 / 23 || Mañana 13 / 25 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > >
Condenan a Ryanair a indemnizar a un viajero al que no dejaron embarcar con el carné de conducir

Sentencia de un juzgado de Bilbao

Condenan a Ryanair a indemnizar a un viajero al que no dejaron embarcar con el carné de conducir

La compañía tiene que abonar a un vecino de Bilbao un total de 1.130 euros y pagar las costas del proceso

29.06.13 - 01:13 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios

El Juzgado de lo Mercantil número 1 de Bilbao ha condenado a la compañía Ryanair a devolver el dinero de los billetes más una indemnización -en total, 1.130 euros- a un viajero, vecino de la capital vizcaína, al que le impidieron embarcar con el carné de conducir. Además, el magistrado impone a la compañía las costas del proceso.

Ander Zarrabeitia viajó a Valencia por motivos profesionales con la intención de reunirse después con su novia en Canarias para aprovechar el puente festivo del 1 de mayo del año pasado. Cuando se encontraba en la cola de embarque para tomar un vuelo Valencia-Las Palmas de Gran Canaria a primera hora del 29 de abril, «viene una señorita que estaba mirando las maletas y los DNI, hace una anotación en el tique que llevaba impreso (lo había comprado por Internet) y rompe la hoja». La azafata le indicó que, tal y como aparecía en una de las cláusulas del contrato que había firmado, sólo podía viajar si presentaba el DNI. «¿Y ahora qué hago?», le preguntó. «Yo no le puedo ayudar», fue la respuesta.

Impotente, Ander se dirigió a la Guardia Civil y le indicaron que debía acudir al Cuerpo Nacional de Policía para sacarse un nuevo documento de identidad provisional. Con otras compañías sirve una denuncia de robo o pérdida, pero «con Ryanair no hay nada que hacer». Al ser un domingo, los policías le dijeron que podía hacer noche en Valencia y el lunes por la mañana tramitar el carné.

Los vuelos que le ofrecían otras aerolíneas tenían «precios desorbitados». Desesperado, Ander llamó a su novia y ésta le buscó por Internet otras opciones. Finalmente, tuvo que volar a Madrid, de ahí a Barcelona y del Prat a Las Palmas. Se gastó «700 euros y pico». Iberia y Air Europa le permitieron entrar en el avión con el carné de conducir. «En España es legal, pero Ryanair tiene sus propias reglas y es verdad que, aunque inconscientemente, yo acepté esas normas al concertar el vuelo», asegura Ander. «Tenía que haber llegado a las diez de la mañana y aterricé a las diez de la noche; perdí doce horas de un puente y pasé los otros dos días haciendo papeles y mirando en Internet sentencias en las que, por cierto, siempre le daban la razón al demandante», explica.

El joven tenía claro que iba a presentar una queja. Trabaja en temas de consumo y tiene un blog sobre hojas de reclamaciones. El primer paso fue mandar una carta a Ryanair adjuntando las facturas y solicitando la devolución del dinero, además de una indemnización de 400 euros que fija la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) para un «embarque denegado sin motivo justificado».

«Me sentí estafado»

Finalmente, Ander presentó una demanda a través del despacho de abogados Sagarminaga, en la que reclamaba 1.130 euros. Al tratarse de una cuantía superior a los 900, tenía que contratar abogado y procurador. Después de un año, una semana antes del juicio, Ryanair se puso en contacto con él para ofrecerle un acuerdo. Le pagaban el dinero que reclamaban al día siguiente, salvo los 80 euros que costó el vuelo inicial, en el que le denegaron el embarque por no llevar DNI. «Me sentí estafado, y aquello me pareció un anzuelo. No quería el dinero, sino una sentencia condenatoria, así que decidí ir a muerte. Pero estaba preocupado porque después de un año de reclamaciones, con disgustos, estrés, si después de ir a juicio encima me tocaba pagar a mí... me arriesgaba a tener que asumir las costas».

El juicio «duró treinta segundos» y el juez condenó a la compañía no sólo a entregarle el dinero que «tuvo que adelantar de su bolsillo para poder llegar a su destino», señala la resolución, más los intereses, sino también a hacer frente a las costas. «Me hubiera sentido desencantado, pero la Justicia me ha dado la razón, la compañía actuó de mala fe. Que la gente sepa que cuesta, pero que merece la pena», anima Ander. El joven ha vuelto a viajar con Ryanair, «hay muy pocos vuelos, y si te atienes a sus reglas, que no son legales... Ahora bien, siempre con el DNI encima».

En Tuenti
Condenan a Ryanair a indemnizar a un viajero al que no dejaron embarcar con el carné de conducir
Ander Zarrabeitia, con el DNI y el carné de conducir. /Mitxel Atrio
Te ofrecemos todos los eventos de cada día: teatro, conciertos, exposiciones...
--%>
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.