El Correo Digital
Jueves, 24 abril 2014
chubascos
Hoy 8 / 17 || Mañana 6 / 16 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
Casi la mitad de los 'sin techo' se ha quedado sin casa después de perder el empleo

Datos del INE

Casi la mitad de los 'sin techo' se ha quedado sin casa después de perder el empleo

23.000 personas, donde destaca el perfil de un hombre de 42 años y con hijos, recurrieron el año pasado a albergues o comedores sociales

24.05.13 - 00:36 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios

La crisis está haciendo estragos y el reflejo más descarnado del destrozo es el creciente número de personas que viven en la calle. Son 22.938 en toda España, según hizo público ayer el Instituto Nacional de Estadística (INE). Y casi la mitad de ellas, concretamente el 45%, han acabado en esta situación al perder su vivienda después de haberse quedado en el paro. En 2005 el porcentaje de 'sin techo' que culpaban al desempleo de su drama era únicamente del 30%.

Hay que comenzar matizando que el estudio, bautizado como 'Encuesta a las personas sin hogar 2012', ofrece una visión parcial de esta realidad tan difícil de cuantificar. De hecho, solo contabiliza a quienes han utilizado centros asistenciales de alojamiento y/o comedores sociales ubicados en municipios de más de 20.000 habitantes. Es decir, se quedan fuera quienes sufren una situación más extrema, quienes no acceden a estos recursos públicos.

Además, hay distorsiones territoriales y, por ejemplo, Euskadi aparece como la comunidad autónoma con el ratio más alto de personas sin hogar por cada 100.000 habitantes: 141, el doble que la media nacional. Un resultado propiciado porque en el País Vasco hay más recursos asistenciales, lo que hace más fácil cuantificar esta realidad porque hay más gente con acceso a ellos.

Así que lo realmente revelador del informe no es tanto la cifra global de 'sin techo' ni la variación sobre la anterior encuesta de 2005 -solo un 4,8% más-, sino la radiografía que hace de este colectivo. Gana peso la cifra de españoles, que en 2005 suponían el 51,8% de los usuarios de albergues y comedores sociales, mientras que ahora ha subido al 54,2%. Entre los extranjeros, quienes más sufren esta situación son los africanos (que representan al 56,6% de los foráneos), seguidos de europeos (22%) y americanos (15%). Eso sí, la inmensa mayoría de los 'sin techo' son hombres con hijos, y solo dos de cada diez personas en esta situación son mujeres.

Con formación

En cuanto a la edad media, se sitúa en los 42,7 años, y la mitad de quienes han acudido a albergues y comedores sociales en 2012 tenían hijos. Además, en un buen porcentaje se trata de personas con formación, ya que el 60,3% ha alcanzado un nivel de educación secundaria y el 12% tiene estudios superiores.

¿De qué viven estas personas? La tercera parte percibe alguna prestación pública como rentas mínimas de inserción, desempleo, pensiones... El resto se agarra a lo que puede: uno de cada diez sobrevive gracias a lo que les da 'la gente de la calle', y un porcentaje similar por la solidaridad de amigos y conocidos. Otro 7,5% sale adelante por la ayuda de ONGs.

Pero para todos la vida es dura. Más de la mitad han sido víctimas de algún delito, sobre todo robos. Los insultos y amenazas tampoco les son ajenos. Entre las mujeres, el 11,5% de ellas han sufrido algún tipo de agresión sexual.

En Tuenti
Casi la mitad de los 'sin techo' se ha quedado sin casa después de perder el empleo
La mitad de los 'sin techo' ha sido víctima de algún delito. /E.C.

Ahora en portada... elcorreo.com

Visitar portada
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.