La delegación del Gobierno solicita información sobre el Premio Gernika concedido a Otegi

EL CORREOBILBAO.

El delegado del Gobierno en el País Vasco, Carlos Urquijo, ha remitido una carta al alcalde de Gernika, José María Gorroño, de Bildu, en la que requiere información y documentación sobre el fallo del Premio Gernika por la Paz y la Reconciliación, recientemente otorgado al presidente de los socialistas vascos, Jesús Eguiguren, y al dirigente de Batasuna Arnaldo Otegi, que cumple condena en la prisión de Logroño por el 'caso Bateragune', la reconstrucción de la estructura de la ilegalizada formación abertzale.

Urquijo tiene sospechas de que el reconocimiento a Otegi puede resultar «atentatorio contra la dignidad de las víctimas del terrorismo, entrañando un menosprecio para las mismas». Por ello, y en virtud del artículo 61-4 de la Ley de Reconocimiento y Protección Integral a las Víctimas, requiere una copia del acuerdo del jurado, del que formaba parte Gorroño.

En caso de que la documentación certifique que se ha incumplido alguno de los principios recogidos por la normativa, la felegación del Gobierno recurrirá ante el Tribunal Contencioso-Administrativo para solicitar la anulación del acuerdo sobre el premio concedido al histórico dirigente de la izquierda abertzale.

El Premio Gernika por la Paz y la Reconciliación fue recogido por las hijas de Eguiguren y Otegi coincidiendo con el 76 aniversario del bombardeo de la villa foral por la legión Cóndor. Jesús Eguiguren se negó a recoger el galardón para mostrar su desacuerdo con el mantenimiento del encarcelamiento de Otegi.

Durante la ceremonia, María Eguiguren, de 13 años, pidió «a vascos y españoles» que rezaran por las víctimas y reclamó que quienes «trabajan por la paz», como Otegi, «salgan de prisión». Los nervios impidieron que Garazi Otegi, de 17 años, leyera una carta remitida por su padre.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos