Confebask transmite a Urkullu su disposición a llegar a acuerdos para superar la crisis

E. C.VITORIA.
El lehendakari intercambia un comentario con Miguel Ángel Lujua, presidente de Confebask, durante su reunión con la patronal. /Iosu Onandia/
El lehendakari intercambia un comentario con Miguel Ángel Lujua, presidente de Confebask, durante su reunión con la patronal. /Iosu Onandia

La patronal vasca Confebask mostró ayer al lehendakari, Iñigo Urkullu, su disponibilidad para «participar en acuerdos de país que faciliten la salida de la crisis y el apoyo al crecimiento, a las empresas y al empleo». El jefe de Gobierno y la consejera de Desarrollo Económico y Competitividad, Arantza Tapia, recibieron ayer en Vitoria al comité ejecutivo de Confebask, encabezado por su presidente, MiguelÁngel Lujua, y su secretaria general, Nuria López de Guereñu. En la reunión también participaron los presidentes de las patronales territoriales, así como los secretarios generales de estas organizaciones.

Al término del encuentro, los representantes de la patronal vasca explicaron que, ante la «grave» situación de Euskadi, debían mostrar su «voluntad de acompañar los esfuerzos institucionales» y de hacerlo «participando en el diseño y puesta en marcha» de actuaciones encaminadas a «potenciar la actividad económico-empresarial, el crecimiento y el empleo».

En la reunión, Confebask pidió al lehendakari que «se reconozca, valore y apoye» el trabajo de los empresarios para sostener la economía vasca», al tiempo que defendió la idea de que las empresas son «la mejor alternativa para superar la crisis».

Por otra parte, el presidente de la patronal elogió ayer la formación profesional en el sistema educativo vasco. En un artículo publicado en su blog, Lujua destaca que, durante décadas, los distintos agentes vascos, entre ellos el Gobierno autónomo y la propia Confebask, han demostrado que «saben colaborar y hacer bien su trabajo». Se refiere, en concreto a la FP vasca, que define como un modelo «de éxito, diferencial y referente» en España, y recuerda que se ha llegado a esa calidad a través de la relación entre el sistema productivo y educativo y la colaboración público-privada. El País Vasco, según afirma, «atesora» su propia experiencia y cuenta con su propio modelo de formación dual, adaptado a las necesidades específicas del tejido productivo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos