El PSOE presenta hoy su plan de reactivación

Propondrá ventajas para las empresas que no despidan y crear una agencia pública para garantizar el crédito a las pymes

AGENCIASMADRID.

El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, se reunió ayer por la tarde en la sede del partido de Ferraz con su equipo económico para ultimar el denominado Plan de Reactivación Económica, que será presentado hoy lunes.

Al encuentro asistieron, entre otros, el portavoz de economía del grupo socialista en el Congreso de los Diputados, Valeriano Gómez; la secretaria de economía del PSOE, Inmaculada Rodríguez Piñero, y el secretario de la Unión Europea del partido, Juan Moscoso del Prado.

También participaron el portavoz del grupo socialista en la Comisión de Hacienda del Congreso, Pedro Saura, así como el coordinador de la Conferencia Política del PSOE, Pedro Sánchez.

El PSOE prepara un plan de estímulo del crecimiento que incluirá una «moratoria frente al desempleo» que favorezca que las empresas no despidan, según adelantó el viernes Valeriano Gómez.

El portavoz económico apuntó la posibilidad de que el coste laboral de las empresas que renuncien al despido se reparta entre el Estado, la empresa y el propio trabajador -a través de reducciones de jornada-, una fórmula que, según dijo, se aplica en Alemania a 1,5 millones de trabajadores.

Otra de las medidas que plantea pasa por crear una agencia pública que canalice 20.000 millones de euros de crédito directamente a las pymes, ya que pese a la «enorme» reestructuración bancaria realizada, el crédito a las pymes sigue cayendo.

Por otro lado, el secretario general de la UGT, Cándido Méndez, sugirió ayer al Gobierno que busque un «gran acuerdo político y social» en el que se «inviertan las prioridades», y en lugar de «perseguir de manera obsesiva y fracasada» la reducción del déficit ponga en primer lugar la creación de empleo.

En declaraciones a los periodistas antes de clausurar en Valladolid el VI Congreso de la UGT de Castilla y León, el sindicalista lamentó que el pasado viernes, con las decisiones adoptadas, lo que hace el Gobierno es «reconocer el fracaso de sus políticas y ha dibujado un panorama muy negro, sin ningún tipo de alternativa». «Lo primero que hay que rechazar es que no hay alternativas, sí las hay», enfatizó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos