Un terremoto de 3,7 grados se deja sentir en Pamplona y gran parte de la comarca

El temblor, que se registró a las 15.31 horas, no produjo daños personales ni materiales

E. C.PAMPLONA.

Un terremoto de 3,7 grados en la escala Richter y con epicentro en Ciriza se dejó sentir ayer con intensidad en Pamplona y en numerosas localidades de su comarca. La capital navarra, Barañáin, Mutilva Baja, Noáin, Orcoyen, Zizur Mayor, Berriozar, Burlada, Sarriguren y Villava fueron los municipios donde más se noto el temblor -registrado a las 15.31 horas-, aunque no se tiene constancia de daños personales ni materiales.

Éste no fue el único terremoto en la comarca de Pamplona. A las 13.11 horas un temblor de 2,8 grados se sintió en Etxauri y, cuatro minutos después, otro seísmo se produjo en Salinas de Pamplona con magnitud de 1,6 grados. A las 13.25 horas, en Salinas de Oro, tuvo lugar otro seísmo de 1,7 grados.

El geólogo y profesor de Arquitectura de la Universidad de Navarra Antonio Aretxabala afirmó que en los próximos días se esperan nuevos terremotos, «más fuertes, de mayor magnitud e intensidad, pero no catastróficos» y recordó que en 1998 Lizarraga sufrió un seísmo de 5,2 grados en la escala Ritcher. Según Aretxabala, en el seísmo de ayer «se ha tocado la falla principal de Pamplona» y detalló que la zona que va desde Saint Jean Pied de Port hasta Estella es una zona de fricción desde hace millones de años.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos