El Correo Digital
Miércoles, 20 agosto 2014
claros
Hoy 14 / 18 || Mañana 14 / 21 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
«Con el dinero del premio nos vamos a la Riviera Maya»

cuarto y último sorteo semanal

«Con el dinero del premio nos vamos a la Riviera Maya»

Un bilbaíno, trabajador de Renfe, se hace con los 5.000 euros del cuarto sorteo semanal que realiza EL CORREO

17.03.13 - 00:47 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios

Leer todos los días EL CORREO tiene premio. Y si no, que se lo digan a Juan Manuel Alonso Saiz, de 56 años y vecino de la avenida San Adrián, en Bilbao, que ha sido el ganador del cuarto y último sorteo semanal de 5.000 euros que desde hace un mes realiza el periódico entre sus lectores. Rellenar la cartilla que aparecía los domingos con el diario y entregarla en su quiosco habitual es todo lo que ha tenido que hacer este trabajador de Renfe, que todas las mañanas compra EL CORREO en la estación de Abando. Su recompensa en metálico es la última de una serie de cuatro, que en el último mes ha ido a parar a otras tantas personas que se informan a través del diario líder en Euskadi. Pero aún queda más por repartir: un coche de la marca Hyundai, modelo i20, cinco puertas, para quienes se animen a participar.

Juan Manuel Alonso ni se lo pensó en cuanto vio la oportunidad de conseguir 5.000 euros. En su casa atesora multitud de productos y promociones que EL CORREO ha ido ofreciendo con el paso de los años. Con cariño guarda algunas banderas con la leyenda 'Aupa Athletic' y ahora ha puesto sus ojos en el Samsung Galaxy Y que desde el pasado 3 de marzo se puede comprar. «Ahora quiero el teléfono. Me he apuntado porque soy el último de Filipinas y tengo a mi familia contenta», bromeaba el pasado viernes.

Su mujer tuvo que llamarle a la estación de tren para decirle que le habían llamado del periódico «para algo». Poco podía intuir que en su bolsillo tenía los ansiados 5.000 euros por los que con paciencia había recortado y pegado cupones. «No me dijo nada porque quería que me dieran una sorpresa», añadía. Y tanto. Una vez más se cumple el tópico que a personas a las que «nunca nos ha tocado nada» les cae un pellizco de suerte del cielo. «Salvo cositas de poco pelo, nunca había tenido fortuna», se lamentaba mientras repasaba una ristra de ocasiones perdidas para ver gratis al Bilbao Basket o acudir a partidos en San Mamés.

Con ayuda del vendedor

El afortunado asegura que ha sido él personalmente quien se ha encargado de gestionar todos los pasos del concurso con la inestimable ayuda de su vendedor habitual, quien le ha pegado algún domingo que otro el último cupón. «Los fines de semana no paso por Abando, pero nos conocemos de toda la vida», cuenta. El dinero ya tiene destino. Aunque en un primer momento había decidido repartirlo, dice que «tras pensarlo un poco mi mujer y yo nos hemos dicho que no, que nos vamos de viaje». Dentro de unos meses un avión saldrá del aeropuerto de Barajas con destino a la Riviera Maya (México) llevando en su interior al afortunado ganador del sorteo, quien por unos días dejará su labor de operador de estaciones en los trenes de cercanías del Gran Bilbao para conocer los deleites turísticos y culturales del Caribe. A disfrutar.

TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
Juan Manuel Alonso dice que «hasta ahora nunca había ganado un premio». :: EL CORREO
pliega/despliegaLo más leído
pliega/despliegaLo más comentado
pliega/despliegaLo último de elcorreo.com
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.