Un clásico menor e inoportuno en Madrid

Sin Liga y con la mente blanca en Old Trafford, las rotaciones marcan el partido del Bernabéu, al que el Barça llega sin Xavi, lesionado

AMADOR GÓMEZMADRID.
Rotaciones. Cristiano, a priori suplente, perseguido por Busquets./
Rotaciones. Cristiano, a priori suplente, perseguido por Busquets.

A tres días de un partido vital en Old Trafford, con la Liga sentenciada y cuando aún escuecen en el Barça los rescoldos del incendio del Camp Nou provocado por el Madrid en la Copa, llega un clásico más, pero en este caso, menor e inoportuno. El sexto de la temporada, a una hora nada habitual (16 h.), y con escasa, por no decir nula, trascendencia: sólo está en juego el orgullo.

Aunque los locales pudieran agravar la situación de los azulgrana tras dar un golpe de k.o. en el Camp Nou, al equipo de Mourinho ni siquiera le debe importar ya demasiado el resultado frente a un Barça que, con el título asegurado, afronta lo que se podría denominar un trámite liguero. Aunque los de Roura ven la visita al Bernabéu como una ocasión de revancha, tampoco afrontan con verdadero interés este clásico.

Con la mente del Madrid puesta en Manchester, en este enfrentamiento también se echarán en falta a varias de las grandes estrellas. Lo más probable es que Ronaldo sea suplente y Xabi Alonso y Özil serán otras dos de las piezas básicas del Madrid que tendrán descanso, por lo que el alemán cederá su puesto al 'resucitado' Kaká.

Por parte azulgrana no faltará Messi, que lleva 15 jornadas consecutivas marcando, pero Xavi será baja a causa de una rotura en el bíceps femoral de la pierna derecha y, dado que estará entre diez días y dos semanas de baja, llegará muy justo al crucial choque contra el Milan. Al igual que Mourinho prescindirá de habituales, ya que reservar es imprescindible, porque la verdadera trascendencia de toda la temporada para el Madrid está en Manchester, Jordi Roura también se plantea rotaciones, aunque algunas de ellas son obligadas, y preocupantes, como la de Xavi.

Al Madrid le resulta incluso molesto tener que enfrentarse de nuevo al cuadro catalán cuando su única preocupación es la Champions. De hecho, esta prueba es más psicológica que deportiva para los blancos. Mientras, la mente del Barça también está puesta en Tito Vilanova, a quien echa muy en falta el equipo. «Tito está muy bien, muy animado, continúa su tratamiento y tenemos confianza en su rápida recuperación», comentó con la voz entrecortada Jordi Roura.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos