Un toque de atención para los sobrinos que esperan heredar

El nuevo expediente de la Comisión Europea pone su mirada en una peculiaridad de la normativa fiscal vasca que beneficia a este colectivo

M. A.BILBAO

Matrimonio sin hijos, con un patrimonio líquido más o menos considerable, dispuesto a que sean los sobrinos quienes hereden sus ahorros de toda una vida. Este es el retrato robot de los contribuyentes afectados por el nuevo expediente de la Comisión Europea, que pone su mirada sobre una peculiaridad de la normativa fiscal vasca.

La existencia de situaciones familiares como la descrita no es que sea masiva, pero sí que hay un número significativo de casos. De ahí que varias entidades financieras vascas -con Kutxabank a la cabeza-, hayan diseñado y puesto en el mercado en los últimos años fondos de inversión que cumplen las exigencias de las normas fiscales para ser merecedores de una deducción del 90% en el Impuesto de Sucesiones.

El motivo

Expertos del sector financiero aseguran que fue, precisamente, la existencia de importantes patrimonios que tenían como destino hereditario a sobrinos, lo que animó a pedir a las diputaciones que extendiesen la deducción más allá de la mera transmisión de títulos de deuda pública, para abarcar también a los fondos de inversión que tienen más de un 90% de su patrimonio invertido en este tipo de títulos.

Incluso, ya creados estos vehículos de inversión, las propias entidades se han dedicado a realizar un trabajo comercial activo, a la búsqueda de patrimonios que tuviesen 'programada' una transmisión en herencia entre familiares de segundo grado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos