«Pensé que la quemaba viva»

La Policía de Bilbao investiga un incidente junto al Guggenheim que acabó con las pertenencias de una indigente calcinadas por un desconocido

JOSU GARCÍABILBAO.
El entorno tiene zonas resguardadas. /M. B./
El entorno tiene zonas resguardadas. /M. B.

La Policía Municipal de Bilbao investiga un incidente que tuvo lugar en la noche del pasado viernes junto al Guggenheim y que se saldó con las pertenencias de una indigente calcinadas. La guardia urbana busca a un hombre que prendió fuego al equipaje de la mujer y que emprendió la huida al ser sorprendido por unos viandantes y al llamar también la atención de los vigilantes del museo, según confirmaron fuentes municipales.

Los hechos sucedieron sobre las 22.15 horas, en una de las zonas resguardadas que quedan ubicadas entre el Puente de La Salve, Mazarredo y el aparcamiento de autobuses de la pinacoteca. Al parecer, un individuo se aproximó a la mujer 'sin techo', que estaba durmiendo en ese momento, y prendió fuego a las bolsas donde guardaba sus objetos personales.

El humo y el fuego hicieron que un vehículo que pasaba por el lugar se detuviera. Sus ocupantes, así como varios transeúntes, se acercaron para auxiliar a la víctima del ataque, de nacionalidad francesa. «Pensé que la quemaba viva», afirmaba ayer a EL CORREO una de las primeras personas que se interesó por la indigente. «Por fortuna la cosa no fue a mayores», añadió la misma fuente. También actuaron con celeridad y diligencia los vigilantes del Guggenheim, que dieron la voz de alarma. Además, uno de ellos procedió a apagar las llamas, según señalaron fuentes municipales.

Al parecer, la Policía local recibió varias llamadas de alerta entre las 22.15 y las 22.45 horas. Una de ellas procedió del cercano albergue de Mazarredo, donde hay un centenar de camas habilitadas para que los 'sin techo' puedan pasar la noche sin que tengan que soportar el frío de la calle. La responsable del equipamiento municipal puso en conocimiento de sus compañeros que algo grave había sucedido no muy lejos de allí.

Operativo de búsqueda

La guardia urbana no tardó mucho en presentarse en el lugar de los hechos y comenzó a recabar pruebas y testimonios. Pronto se coordinó un operativo para intentar localizar al supuesto autor de los hechos. Sin embargo, pese a contar con una descripción física, los agentes no lograron dar con el sospechoso. Uno de los testigos apuntó a este diario que el presunto agresor podría ser de origen magrebí.

La mujer, por su parte, no sufrió daño alguno e incluso mostró su intención de seguir pernoctando en el mismo lugar del incidente, pese a que los agentes insistieron en que tenía a pocos metros el albergue de Mazarredo y que iba a ser una noche muy fría y lluviosa.

En el día de ayer, varias patrullas de la Policía Municipal siguieron con sus labores de vigilancia en el entorno del Guggenheim por si volvía a aparecer el sujeto que se había dado a la fuga. La indigente, por su parte, pasó gran parte del día en la zona.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos