Siemens: respuesta fría a unas cuentas que no fueron malas

Siemens batió expectativas en su primer trimestre fiscal en ingresos, que alcanzaron los 18.128 millones de euros. Su beneficio neto atribuido fue de 1.197 millones, lo que supone un descenso interanual del 12,4%. Fue, a tenor de las declaraciones de sus ejecutivos, un sólido comienzo para 2013, pero éstos no esperan ningún impulso por parte de la economía global durante el resto del ejercicio que ayude a alcanzar sus ambiciosos objetivos, por lo que toda su atención se centrará en el desarrollo de su programa Siemens 2014. Fue posiblemente este comentario el que llevó a la compañía a ser uno de los peores del Eurostoxx 50 en la semana, aunque en el año se encuentra prácticamente plana.

De los 42 analistas consultados por Bloomberg, once aconsejan comprar; 25, mantener; y seis, vender.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos