El Correo Digital
Jueves, 24 abril 2014
claros
Hoy 7 / 19 || Mañana 9 / 16 |
más información sobre el tiempo

Apple

Un gusano en la manzana

27.01.13 - 01:24 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Turnos de más de 60 horas semanales y hasta menores trabajando en su cadena de producción. A pesar de los recientes escándalos y hasta motines que han estallado en sus fábricas, así se siguen ensamblando los iPhones y iPads de Apple en las plantas de sus proveedores en China. Para acabar con estos abusos, que están minando su impoluta imagen, la marca de la manzanita mordida efectuó el año pasado 393 auditorías entre sus suministradores -un 72% más que en 2011- al revisar las fábricas donde trabajan 1,5 millones de empleados.
Según publica el diario británico 'The Guardian', el vicepresidente de operaciones de Apple, Jeff Williams, reconoció en una entrevista que la compañía había cancelado sus contratos con plantas que explotaban mano de obra infantil y agencias de empleo que hasta falseaban los documentos de los operarios. Una de ellas, que tenía a 74 menores de edad trabajando, suministraba sus componentes a un centenar de empresas. «Profundizamos al máximo en la cadena de producción y, cuando encontramos casos así, nos aseguramos de que los menores son atendidos», explicó Williams, quien también pretende limitar la semana laboral a 60 horas.
Suicidios y hacinamiento
Aunque la mayoría de las irregularidades son detectadas en pequeños proveedores, también destacan los problemas que sufre el gigante taiwanés Foxconn, que es el principal suministrador de Apple y para el que trabajan más de un millón de personas por toda China.
En 2010, trece empleados de Foxconn se suicidaron, al parecer por extenuación en el trabajo, y obligaron a la compañía a contratar un equipo de psicólogos e instalar redes en las escaleras, pasillos y ventanas de los dormitorios. Hubo además dos explosiones, por una acumulación de sustancias químicas inflamables, en sendas plantas de Foxconn dedicadas a la producción del iPad, que se cobraron cuatro muertos y 77 heridos.
Para calmar a la opinión pública, Foxconn subió el año pasado los sueldos entre un 16 y un 25% hasta llegar a 1.800 yuanes (220 euros) mensuales, con opción de alcanzar los 300 euros incluyendo horas extra. Era el tercer aumento de sueldo desde 2010, cuando el salario ascendía a 900 yuanes (110 euros), pero los trabajadores, que suelen tener entre 16 y 25 años, deben pagar 13 euros mensuales por dormir hacinados en cuartos con entre 8 y 10 personas y 60 céntimos por cada comida en la cantina.
Rebelión en la fábrica
A finales de septiembre, 2.000 de los 79.000 trabajadores de la planta de Foxconn en Taiyuan (provincia de Shanxi) se rebelaron contra los constantes abusos de sus supervisores. Durante varias horas, quemaron los colchones de sus dormitorios colectivos y provocaron numerosos destrozos hasta que 5.000 policías restablecieron el orden.
En un claro ejemplo de explotación laboral, los iPhone 5 cuestan más de 500 euros, pero los trabajadores de Foxconn sólo cobran 1,34 euros la hora por ensamblarlos en jornadas de diez horas durante seis días a la semana. «El coste laboral es sólo el tres o cuatro por ciento del precio de un iPhone», critica Geoffrey Crothall, portavoz del Boletín Laboral de China. A su juicio, «los clientes, como Apple y otras grandes marcas electrónicas, tienen mucha responsabilidad porque presionan para abaratar los costes a Foxconn, que exprime al máximo a sus operarios».
La mayor tajada no se lo lleva, sin embargo, Foxconn, cuyos beneficios sólo subieron un 0,5% en la primera mitad del año pasado, sino Apple. En 2011, la firma de Cupertino facturó más de 81.000 millones de euros al comercializar 93 millones de iPhones, 40 millones de iPads, 38 millones de iPods y 17 millones de ordenadores. Pero sus acciones se han hundido un 12% esta semana -la mayor caída en un día de los últimos cuatro años- debido a que no se han vendido tantos iPhone 5 como se preveía.
Aunque los trabajadores chinos son cada vez más conscientes de sus derechos laborales y sus sueldos van subiendo lentamente, el gigante asiático aún vive su particular revolución industrial en pleno siglo XXI.
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
Un gusano en la manzana
Trabajadoras chinas en la cadena de producción de Foxconn. /Afp
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.