Vuelve el mejor Madrid

Humilla al Valencia con cinco goles en una primera parte llena de sacrificio, buen juego y eficacia

AMADOR GÓMEZ
Higuaín, Varane y Ozil felicitan a Ronaldo, muy acertado ayer ante el Valencia. ::                         AFP/
Higuaín, Varane y Ozil felicitan a Ronaldo, muy acertado ayer ante el Valencia. :: AFP

Fue perder el Barça el primer partido y volvió el mejor Real Madrid, el insaciable y contundente equipo que cuando recupera el ánimo y se aleja de la autodestrucción es capaz de desplegar un fútbol demoledor, el que le sirvió para dar un espectacular baño al Valencia en una primera parte para enmarcar. Bien es cierto que el equipo de Ernesto Valverde dio enormes facilidades con una defensa de circunstancias sin laterales puros, pero el de Jose Mourinho, espoleado por su victoria copera ante el mismo rival cinco días antes y, sobre todo, por la derrota azulgrana del día anterior, fue un vendaval en Mestalla, donde regresará el miércoles para, se presupone, sentenciar el pase a las semifinales de Copa.

La Liga la tiene agarrada el Barcelona, pero si el Madrid es capaz de mantener parte del nivel demostrado en 45 minutos en Mestalla, el resucitado equipo de Mourinho promete.

Entre los principales actores, como casi siempre, destacó Cristiano Ronaldo, pero por encima de todos, Ozil, un futbolista inmenso que participó en prácticamente todos los goles y cuya calidad y visión de juego dejó en ridículo al exmadridista Gago en el centro del campo. Mestalla, que incluso sacó pañuelos en el minuto 24 por un penalti inexistente de Higuaín, pretendía recurrir a la presión sobre el árbitro tras lo ocurrido cinco días antes en el Bernabéu, pero la afición valencianista fue pronto acallada por un Madrid espectacular.

También regresó Di María, tan criticado por su baja forma, y el argentino se convirtió en uno de los estiletes blancos en un poderoso ataque que firmó una 'manita' casi con efectividad plena, con siete disparos a puerta en una primera mitad en la que el Madrid borró del campo a un nulo Valencia.

Fue un primer tiempo de continuos robos, fútbol veloz y directo de plena proyección ofensiva por parte del Madrid, y de debilidad del Valencia, que apenas se acercó al área de Casillas en el primer tiempo y estuvo a mercer de del rival.

«¡Llorente vete ya!»

En menos de diez minutos el Madrid anunció lo que le esperaba al Valencia, con un par de contras por ambas bandas culminadas con distinta suerte por Higuaín. Fallada solo ante el portero la primera, pero a la red la segunda tras una embestida en la que Ozil y Di María confirmaron que estaban a pleno rendimiento. A partir de ahí, y sin sufrir nunca atrás, porque su despliegue e intensidad en todas las zonas del terreno de juego fue admirable, el Madrid fue un vendaval y el Valencia, un muñeco que obligó a muchos espectadores a abandonar el estadio en la primera parte.

Se perdieron la segunda, en la que el Madrid se reservó, aunque continuó muy serio y comprometido, y el Valencia, porque no le quedaba otra, sacó su orgullo y pasó a dominar, con un remate de Piatti al larguero en el minuto 50 y un balón que sacó poco después bajo palos Coentrao, aunque Cristiano también fue objeto de un penalti que pudo haber cerrado un 'set a cero' bajo los repetidos gritos de: «¡Llorente vete ya!».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos