El Correo Digital
Miércoles, 22 octubre 2014
sol
Hoy 6 / 12 || Mañana 8 / 11 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > >
El sueño de un Titán

CRÍTICA DE CINE

El sueño de un Titán

19.01.13 - 02:16 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
En 1939 John Ford realizó 'El joven Lincoln': una maravillosa película biográfica en la que retrataba los primeros años como abogado de Abraham Lincoln. 73 años más tarde, Steven Spielberg se acerca de nuevo a su excelsa figura, centrado ahora en los últimos cuatro meses de su vida. Defensor de la abolición de la esclavitud, fue asesinado por el secesionista John Wilkes Booth (1865), en el primer magnicidio de la historia de la nación norteamericana. Pero lo primero que llama la atención en el 'Lincoln' de Spielberg es la defensa a ultranza de la dignidad humana.
Otro aspecto relevante es la inteligencia, cultura y nobleza que atesoraba este íntegro estadista yanqui, que le reconcilia a uno con los políticos actuales, sobre todo en nuestro país, con la que está cayendo. En ese sentido, Steven Spielberg logra hacernos compartir la colosal odisea diaria de Lincoln, cargada de por sí de sufrimientos y combates, brutalmente traspasada por elementos de alta política, que mutilan y desfiguran el paisaje por culpa de la sangrienta Guerra de Secesión, donde la muerte se erigió un trono a sí misma.
El tercer elemento a destacar es la sutileza con que se describe a Lincoln, bien secundado por la matizada interpretación de Daniel Day-Lewis, la elegante fotografía de Janusz Kaminski y la evocadora banda sonora de John Williams, colaboradores habituales en la filmografía del maestro. Reconozco que hay películas que apuntan al corazón y otras que apuntan a la razón. Spielberg se ha distinguido siempre por describir personajes que lo mismo arrancan una lágrima que provocan un escalofrío. Igual que la película, plasmada sobre un rostro de dolor indeleble, que acaba con una imagen que se desvanece en el mismo momento en que intentamos retenerla, como los sueños que no logramos recordar. Filmado todo ello con una escenografía de mordacidad agazapada que, cuando más parece distraerse en la melancolía, lanza por sorpresa un zarpazo de amargura.
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
El sueño de un Titán
Pasarelas de moda
Fotos de las propuestas de todos los diseñadores
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.