El Correo Digital
Viernes, 25 abril 2014
claros
Hoy 7 / 17 || Mañana 10 / 18 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > >
Paseo por el amor y la muerte

CRÍTICA DE CINE

Paseo por el amor y la muerte

11.01.13 - 02:00 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Con la sobrecogedora película 'Amor', el austero director alemán Michael Haneke sitúa al espectador ante el implacable proceso degenerativo de un matrimonio de ancianos, a los que dan vida de forma sublime dos espléndidos actores octogenarios: Jean-Louis Trintignant y Emmanuelle Riva. Lo cual da paso a una tragedia enmarcada en un sepulcral domicilio familiar, iluminado al claroscuro por Darius Khondji ('Seven'). A partir de ahí, el 'tour de force' interpretativo de ambos comediantes se explaya a lo largo de más de dos horas, con la idea de mostrar el ocaso de dos seres en el umbral de la muerte.
El cine también sirve para ver la realidad sin tapujos. En ese sentido 'Amor' es una película muy triste, de una sinceridad no exenta de crueldad, que destila un penetrante hedor a flores marchitas. De lo que se trata es de ahondar en la vejez, en la humillación que la enfermedad produce, tanto física como psíquicamente. De hecho, muchas películas centradas en este tema dan la impresión de estar atrapadas en el círculo vicioso de un tiempo detenido, en el que los cineastas se debaten, resistiéndose, como Peter Pan, a abandonar el país de Nunca Jamás.
No es el caso de Haneke, que nos enfrenta brutalmente a una realidad insoslayable. En ella la tragedia permanece ahogada, aflora apenas, posee una vida secreta y abisal, porque en la superficie sólo percibimos reflejos de esas profundidades. Por tanto, ya se trate de palabras o de imágenes, el propósito del director no puede ser ni pintar ni describir. Haneke da a entender el siniestro trabajo de zapa que se realiza en el fondo de las almas. Toda expresión demasiado viva, todo color demasiado cálido rompería el misterio de esta historia. Se comprende así que la inexpresable tela de araña de esta tragedia sólo puede sernos sugerida mediante el arte más sutil, el más desnudo, al mismo tiempo que el más exquisitamente riguroso. Tal es el arte de Haneke, hasta el punto de encarnar de forma dramática los abismos de la vida interior.
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
Paseo por el amor y la muerte
Pasarelas de moda
Fotos de las propuestas de todos los diseñadores
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.