Un rayo deja dos días sin teléfono fijo a 3.500 clientes de Movistar en Uribe Kosta

Brigadas compuestas por seis operarios «estuvieron trabajando a turnos durante las veinticuatro horas» para restablecer el servicio

I. SÁNCHEZ DE LUNAPLENTZIA.
Un rayo cruza el cielo durante una tormenta. /Afp/
Un rayo cruza el cielo durante una tormenta. /Afp

3.500 residentes en Uribe Kosta, principalmente en Plentzia y los municipios más cercanos, han empezado 2013 sin teléfono fijo. La caída de un rayo dañó sobre las seis de la mañana del primer día del año la central que la empresa Movistar, antigua Telefónica, tiene en la villa marinera, privándoles del servicio hasta bien entrada la noche de ayer.

Un fortísimo estruendo precedió al relámpago que afectó a las dependencias de telefonía. Pero la avería más grave radicó «en los cortocircuitos generados en un importante número de las tarjetas de conmutación», imprescindibles para poder prestar el servicio, según señaló un portavoz de la compañía. La virulencia del estruendo llegó a despertar a algunos vecinos, que, aseguraron, «nos llevamos un buen susto». Aun así, la empresa responsable del suministro ha solicitado a la Policía local la realización de un atestado, para «descartar cualquier posibilidad».

Según la versión ofrecida por Movistar, nada más tener constancia del percance, brigadas compuestas por seis operarios «estuvieron trabajando a turnos durante las veinticuatro horas» para restablecer el servicio, aunque la avería no afectó a los clientes de banda ancha y móvil. La gravedad de los daños ha obligado a «traer nuevas tarjetas de conmutación desde otros puntos de España», lo que ha demorado el restablecimiento de las líneas, si bien «confiamos en que para esta noche-por ayer- todo esté arreglado». El portavoz de la compañía declinó realizar un balance de los perjuicios. «Nos hemos centrado en solucionar la avería. A partir de ahora cuantificaremos los desperfectos materiales» que el rayo originó en la base de Plentzia, afirmó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos