El Correo Digital
Martes, 2 septiembre 2014
sol
Hoy 14 / 26 || Mañana 15 / 27 |
más información sobre el tiempo

null

Estás en: > >
Lluis Codina: «Hay que quitarse el cartel de víctimas»

Segundo entrenador del Mirandés

Lluis Codina: «Hay que quitarse el cartel de víctimas»

02.01.13 - 01:41 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
La mano derecha de Carlos Pouso en el banquillo del Mirandés afronta este 2013 con la ilusión intacta. Apuesta por la permanencia del equipo en Segunda y está convencido de poder lograrla.
-Los excesos gastronómicos de estos días no parece que hayan afectado, ¿qué tal la vuelta a los entrenamientos?
-No, no afectan (risas). Son esas pequeñas cosas y diferencias que notas cuando pasas del mundo semi profesional al profesional. Todos saben que estos días de vacaciones vienen bien para desconectar mentalmente pero a nivel físico cada uno sabe que se tiene que cuidar y venir en las mejores condiciones posibles; al final, estamos hablando de que en menos de una semana hay un partido y ellos son conscientes. El objetivo era estar con las familias y también analizar diferentes cosas en un entorno diferente a un campo de fútbol.
-Ya hemos desconectado, así que a pensar ya en el Córdoba
-Así es. En Segunda los desplazamientos son más largos, de más días, estás más tiempo fuera de casa, de tu familia y de los amigos. Pasamos muchas horas juntos, sobre todo los fines de semana y está bien que durante una semana no nos veamos. Ahora ya estamos totalmente centrados en lo que tenemos que hacer.
-Que es intentar ganar al conjunto andaluz. Y para ello, seguro que se habrán aprovechado estos días para recopilar informes.
-Ahora conoces más a los equipos que al principio de temporada; tenemos que analizarlos de otra forma cuando nos enfrentamos a ellos, pero sí que tenemos una idea bastante clara de cómo afrontar el partido ante el Córdoba. Es uno de los equipos a los que más hemos visto y que nos ha servido para analizar otros partidos.
-El próximo se jugará en Anduva donde, y aunque suene a tópico, hay que certificar la salvación.
-En este tramo, en lo que resta de competición, tenemos que ser fuertes en nuestra casa. Todos los equipos, los que están arriba, en medio o abajo, saben que su punto fuerte es ganar en campo propio. Creo que, en líneas generales, hemos hecho buenos partidos aquí, que no se han correspondido con los resultados. Debíamos haber conseguido más puntos. Fuera siempre se puede mejorar y ver si vamos consiguiendo algo pero Anduva nos tiene que dar esa base para consolidar al equipo.
-La lectura positiva es que después de 19 jornadas, el equipo tiene las opciones intactas.
-Sí, sobre todo lo que no podemos hacer es ponernos nerviosos incluso si se pierde algún partido, porque esto es muy largo. Los que hemos tenido la fortuna de jugar en esta categoría sabemos que un equipo que ahora tienes a diez puntos, dentro de tres meses está igual que tú. Las dinámicas cambian radicalmente en Segunda, es una categoría que desgasta mucho y puede que al final los equipos físicamente no estén como ahora.
-Vamos, una carrera de fondo.
-En el tramo final va a haber grandes diferencias; además todo el mundo va a tener mucho miedo a perder, así que nosotros tenemos que estar ahí, muy bien preparados para dar el tirón y tirar hacia arriba.
- ¿Se acaba notando que es una Liga de veintidós partidos y un mes más de competición?
-Sí, se hace dura y, sobre todo, lo que más se nota son los desplazamientos. Ahora ya no hay grandes diferencias en cuanto a los planes de viaje entre unos y otros equipos. Algunos hay que van más en avión, tienen ese privilegio, pero con la crisis económica se ha equiparado todo mucho más. Al final, el autobús es el que nos acompaña a casi todos cada quince días.
-¿Ha cambiado mucho la Segunda de antes a la de ahora?
-No. Al final todas son prácticamente parecidas porque estamos hablando de jugadores que han estado en Primera, y que se quieren recuperar para volver allí, de futbolistas de Segunda B que tienen mucha proyección y que quieren dar el salto y otros ya con mucha experiencia. Hay mucho nivel pero también una igualdad máxima. Hay equipos en los que ves picos de forma pero son eso, picos, y salvo el Elche y el Las Palmas, al que se le ve muy bien y con las ideas muy claras hacia dónde quiere llegar porque tiene una oportunidad después de tantos años sin jugar en Primera, el resto tiene dificultades, incluso el Villarreal.
-Un espejo pueden ser Ponferradina y Lugo, también ascendidos.
-Ahí es donde tenemos que pelear, pero no por eso pensar que el Guadalajara o el Lugo son nuestros únicos rivales. Son los 22 equipos. Siempre tiendes a compararte con los que competías el año pasado, pero caerías en el error. Tenemos menos medios, pero también buenos campos de entrenamiento, un equipo muy profesional, el fisioterapeuta y el utillero son profesionales; hay buenas condiciones de trabajo y gente profesional, de eso no nos podemos quejar y hay que destacarlo. Somos humildes sí, porque lo somos todos, el club y la ciudad, pero no podemos caer en el victimismo. Hay que quitarse la etiqueta, el cartel de víctimas y no exagerar con lo de humildes.
-¿El primer mensaje del año?
-Sobre todo mantener la calma a nivel general, unidad máxima, autocrítica para poder mejorar y afrontar cada partido como si fuera una final porque es el que tienes que ganar. No podemos pensar que tenemos otro después; sería un error.
En Tuenti
Lluis Codina: «Hay que quitarse el cartel de víctimas»
Lluis Codina subraya que el cuerpo técnico tiene una idea bastante clara de cómo afrontar el partido ante el Córdoba. :: AVELINO GÓMEZ

buscador

Buscador de deportes
buscar
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.