El Correo Digital
Jueves, 24 abril 2014
chubascos
Hoy 8 / 17 || Mañana 6 / 16 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > >
Un viaje sin destino parte de Abando

un scalextric en Abando

Un viaje sin destino parte de Abando

Niños y mayores pueden disfrutar de un trayecto en un tren de cinco pulgadas de la Asociación de Amigos del Ferrocarril de Bilbao

30.12.12 - 01:37 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Lo importante no es el destino, sino la experiencia del viaje. Esa es la filosofía con la que compartieron trayecto los pasajeros del tren hacia ninguna parte instalado en la estación de Abando durante el fin de semana. Un «problemilla con los raíles» hizo que los más ansiosos tuviesen que esperar el viernes para estrenar este circuito tripulado. «Consta de dos réplicas de trenes de cinco pulgadas de tamaño que funcionan con un mando teledirigido», explicaba Itziar Esteban, presidenta de la Asociación de Amigos del Ferrocarril de Bilbao, mientras sus compañeros trataban de construir el puzzle de vías.
«En este circuito hacemos un simulacro siguiendo el reglamento de circulación de Renfe, con semáforo, barrera y todo», advertían. Este grupo de apasionados del mundo ferroviario, con el apoyo de Adif, han querido acercar el modelismo en miniatura con un montaje para que puedan disfrutar los niños. Como Amaiur, que con solo dos años parecía no tener ningún miedo al chirriar de los raíles. «Se reía mucho, pero ahora se ha metido en el fotomatón y parece que le gusta más lo de sacarse fotos», señalaba su aitite, José Félix.
Pero a este tren, que puede alcanzar los diez kilómetros por hora y soportar hasta 500 kilos, también pueden subirse los adultos, puntualizaba Esteban. «Aunque a ellos les suele dar un poco de vergüenza», admitía. No era el caso de María Jesús y José Luis, que no se lo pensaron dos veces cuando vieron la posibilidad de sumarse al viaje al que se habían subido sus nietos, Íñigo y Nerea. A María Jesús se le venían a la mente imágenes del pasado. «Recuerdo cuando viajaba desde mi pueblo, en Ourense, hasta Barcelona. Estuve cinco años yendo y viniendo en el TER porque me fui allí a estudiar para ser profesora», contaba con nostalgia.
Ahora que corren tiempos de la alta velocidad -el TAV recién inaugurado en China une los 2.298 kilómetros que separan Pekín de Cantón en solo ocho horas-, cuesta creer que en el modelo predecesor del Talgo este recorrido por la cornisa cantábrica durase cerca de 24 horas. Para entretenerse, relataba esta mujer, se llevaba un libro, unos auriculares y las agujas de ganchillo. «En los cinco años de viajes llegué a hacerme una mantilla que aún conservo», contaba con orgullo. «En el viaje coincidía con un 'pica' que siempre me preguntaba: '¿Es ésta la labor de la semana pasada?'», rememoraba entre risas. Y de pequeña pasaba los domingos en el pueblo con sus amigas viendo pasar los trenes mientras merendaban.
Muchas de estas historias corren peligro de desaparecer, desde que el Gobierno central anunciara el viernes su «plan de racionalización» de Renfe para 2013. Con él se pretenden eliminar algunas rutas de media distancia poco rentables, con el objetivo de abaratar costes. Ajeno a todo, un niño contemplaba con ojos curiosos el scalextric de Abando. Hasta que su madre apareció y le gritó: «¡Venga Oier, vamos, que perdemos el tren!».
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
Un viaje sin destino parte de Abando
El tren puede alcanzar hasta 10 kilómetros por hora. /J. Alemany
Te ofrecemos todos los eventos de cada día: teatro, conciertos, exposiciones...
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.