El Correo Digital
Miércoles, 22 octubre 2014
claros
Hoy 11 / 18 || Mañana 7 / 22 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > >
Sergio Martínez Peón: «Fui el ingeniero más joven de BMW»

VASCOS DE ALTOS VUELOS | Ingeniero en Munich

Sergio Martínez Peón: «Fui el ingeniero más joven de BMW»

Hace ya un lustro que se trasladó a la ciudad con más calidad de vida de Alemania, donde ha alcanzado el éxito profesional

30.12.12 - 01:37 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Vuelven a casa por Navidad. Como el turrón. Mucha gente regresa por estas fechas a sus ciudades natales. Con más ganas los que viven su día a día a demasiados kilómetros de distancia de familia y amigos. Retornar para comenzar aquí el nuevo año es un clásico de numerosos vascos en el extranjero. Emotivos reencuentros como el protagonizado por Sergio Martínez Peón con sus allegados. Hace un par de semanas que voló de Munich a Bilbao, con fecha de vuelta para el 7 de enero. Pasados los Reyes y las vacaciones, cogerá de nuevo el avión para retomar su trabajo en la ciudad con más calidad de vida de Alemania.
Al elegir sus estudios ya tuvo claro que viajar al extranjero entraba en sus planes. Se licenció en Ingeniería de Telecomunicaciones y el quinto curso, junto al proyecto de fin de carrera, lo desarrolló en Alemania. Antes pasó estancias más cortas en Inglaterra e Irlanda. «Fui con 15 años y resultó la experiencia más dura, porque supone tu primer choque cultural», recuerda. Le sirvió después para encarar mejor su llegada al feudo de Angela Merkel. Su motivación era clara. «Tecnológicamente, Alemania está más desarrollada y para un ingeniero es como La Meca», admite. Pretendía ganar experiencia, aprender y regresar con nuevos conocimientos a España. El camino elegido, sin embargo, no llevaba esa dirección.
Antes de terminar el proyecto de fin de carrera, comenzó a buscar trabajo. La suerte le sonrió. «Tuve siete entrevistas y en todas me dijeron que sí. Hay mucha demanda de ingenieros y los españoles estamos muy bien considerados porque hacemos un buen trabajo», remarca. Pudo elegir dónde llevar a cabo su primera incursión laboral y se debatió entre Siemens y BMW. Su natural afición por los coches inclinó la balanza.
Los primeros siete meses desplegó sus conocimientos en el departamento de software para la programación de telecomunicaciones. Después, fue trasladado al área de electrónica del motor. «Tenía que verificar que los tests de los coches llevados a cabo en el laboratorio fueran correctos», ilustra. Trabajó en el 'BMW Serie7 híbrido', la berlina más lujosa de la firma, cuyo centro de desarrollo ocupa varias manzanas. Allí conoció a un montón de españoles en su misma situación.
Flexibilidad horaria
En Alemania, la intensidad de trabajo requiere mucha constancia. Es algo que ha aprendido bien este vizcaíno. «No hay apenas interrupciones. Lo único sagrado es la hora de la comida. Pero es cierto que existe una gran flexibilidad de horarios. Mientras hagas tu trabajo, nadie te controla». Impera un sentido de la responsabilidad individual mayor que en España y el jefe ejerce menos. Los empleados disfrutan de más libertad en el ejercicio de sus funciones. Y no es el único aliciente laboral para Martínez Peón, que ha podido disfrutar de una de las experiencias más enriquecedoras y envidiadas por los apasionados de las cuatro ruedas. «Me entrenaron en el pilotaje de coches -se enorgullece-. Me llevaron al aeropuerto de Munich para derrapar, y también tuve que hacer las pruebas de velocidad del deportivo 'Z4 MQP' en un antiguo circuito de Fórmula 1».
Sergio no solo puede presumir de haber conducido cochazos de alta gama como un piloto. Ha sido también «el ingeniero más joven de todo BMW». En Alemania las carreras profesionales suelen alargarse más en el tiempo al tener que llevar a cabo muchas prácticas entre curso y curso. Así que los ingenieros más noveles no suelen bajar de los 26 años. Es lógico que en las reuniones de trabajo este vasco fuera confundido con un becario.
Todo le iba a pedir de boca. Sin embargo, más de dos años en esta marca puntera no fueron suficientes para quitarle de la cabeza la idea de trabajar en Madrid. Sin más, dejó Munich atrás por un corto plazo para mudarse a la capital española. Entró a formar parte de la plantilla de la central de Bosch, donde desempeñó la labor de manager de calidad del cliente y nexo con las dos plantas de la empresa de electrodomésticos en China y México. Pasados un par de años, decidió asumir otro reto y cambió de puesto. Esta vez, a Enefgy, una compañía emergente con gran proyección internacional. Allí orientó su actividad hacia el sector de ventas, y descubrió que en realidad echaba de menos su vida en Munich. Se puso en contacto con su anterior jefe, quien no tardó ni un día en devolverle la llamada para ofrecerle su reincorporación a BMW.
Tras barajar otras opciones, Martínez Peón hizo de nuevo las maletas en octubre para volar a la capital del Estado federal de Baviera. «Me he acostumbrado al estilo más tranquilo y ordenado de Munich, que me recuerda por sus espacios verdes y tamaño a Bilbao». Lleva escasos meses de vuelta entre los anfitriones de la Octoberfest. Le han mejorado las condiciones laborales y es jefe de equipo en el área del cableado de la batería de los coches híbridos. Un salto cualitativo. Sergio se siente muy cómodo ahora y, si volviera a España, solo lo haría a la capital vizcaína. Pero, de momento, eso no va a ocurrir. «Siento mucha tranquilidad y seguridad en Alemania», confiesa.
En Tuenti
Sergio Martínez Peón: «Fui el ingeniero más joven de BMW»
El bilbaíno Sergio Martínez Peón, al volante de un BMW.
Te ofrecemos todos los eventos de cada día: teatro, conciertos, exposiciones...
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.