El Correo Digital
Miércoles, 22 octubre 2014
claros
Hoy 8 / 24 || Mañana 10 / 26 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > >
La Policía busca al agresor que intentó violar a una vigilante de seguridad en Sestao

violencia machista

La Policía busca al agresor que intentó violar a una vigilante de seguridad en Sestao

La resistencia que ofreció la víctima evitó que el agresor consumara la violación

29.12.12 - 02:07 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Una vez más, uno de los numerosos puntos negros para la seguridad de las mujeres que existen en zonas despobladas de la Margen Izquierda se convirtió ayer de madrugada en escenario de un nuevo intento de agresión sexual. Una mujer, vigilante de seguridad en el centro comercial Carrefour de Sestao que acudía andando a su puesto desde Barakaldo, fue retenida, arrastrada y golpeada reiteradamente en la cara por un individuo que también intentó forzarla. Sólo la resistencia que ofreció la víctima evitó que el agresor consumara la violación. La Ertzaintza mantiene abierta una investigación para detener al sospechoso.
La agresión tuvo lugar a las seis y media de la mañana. La mujer cumplía con su rutina diaria de ir andando a su puesto de trabajo. Y, según fuentes policiales, todavía estaba en Barakaldo -a la altura del hospital de San Eloy-, cuando se percató de que un hombre, que «podría ser de origen sudamericano», la seguía. Pese a ello, no cambió su ruta y siguió por la calle La Bondad hacia la rotonda de Sestao, una zona de pabellones, centros comerciales y una gasolinera cerrada ayer por la huelga.
Fue al alcanzar la calle Gabriel Celaya de Sestao donde, aprovechando los descampados que atraviesan el arroyo Castaños, el hombre se le acercó por detrás y, según las mismas fuentes, la agarró del pelo y la tiró al suelo con la intención de violarla. Sin embargo, gracias a su preparación física, la chica «se resistió con fuerza» y, al parecer, el agresor no pudo consumar el acto. Furioso, la arrastró cerca de la pasarela metálica que conduce a Carrefour hacia una zona pantanosa. Allí la propinó una paliza y numerosos puñetazos en la cara. Poco después, y lleno de barro, según el testimonio de la víctima, el hombre huyó, perdiéndose su pista por Aparcabisa.
Rostro cubierto de sangre
La mujer pudo salir entonces de la vaguada con el rostro cubierto de sangre, la ropa sucia y deshecha, y pedir ayuda a un transeúnte, que llamó sobre las siete de la mañana al 112. Cuando los agentes se personaron en el lugar y comprobaron la seriedad de las heridas que la víctima presentaba en la cara llamaron a una UVI móvil, que la trasladó al hospital de Cruces, donde permaneció toda la mañana en Urgencias antes de ser dada de alta. Posteriormente, la Ertzaintza realizó una inspección ocular del lugar en el que se cometió el ataque en busca de pruebas para intentar localizar al autor de los hechos.
La junta de portavoces del Ayuntamiento de Sestao, que expresó su «profunda repulsa» ante esta «brutal agresión», convocó anoche a la ciudadanía a una concentración bajo el lema 'Violencia de género, ¿qué sentido tiene?'. Decenas de personas arroparon a la Corporación.
En Tuenti
La concentración, con el alcalde Josu Bergara a la cabeza, exigió que ninguna agresión machista quede sin respuesta. :: PEDRO URRESTI
La Policía busca al agresor que intentó violar a una vigilante de seguridad en Sestao
Agentes examinan la zona donde se produjo la agresión. :: LUIS CALABOR
Te ofrecemos todos los eventos de cada día: teatro, conciertos, exposiciones...
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.