Ralphkey Kong

JOSU EGUREN
Ralphkey Kong

Visto el formidable nivel técnico del que presume la última delicatessen visual de los estudios Disney Animation, imagino las dificultades que experimentarán los arqueólogos del futuro a la hora de fechar una película a la que tan solo le separan seis meses de edad de otro de los buques insignia de la animación numérica contemporánea, 'Ice Age 4'. Bienvenidos a '¡Rompe Ralph!', Oz digitalizada, un universo pop que abraza, somete y vampiriza tradiciones tan distintas como las del arcade clásico, que abrió paso a las consolas de 8 y 16 bits, y la de la casa matriz donde nacieron joyas imperecederas como 'Dumbo' y 'Fantasía'.

A partir de la afirmación anterior, es complicado advertir el grado de responsabilidad del director Rich Moore en la gestación de un proyecto sobre el que se cierne la alargada sombra de su productor ejecutivo, John Lasseter -el creador de la trilogía 'Toy Story'-, porque '¡Rompe Ralph!' es una inagotable catarata de imágenes multireferencial que da origen a una gran aventura en la que se enfrentan la versión occidentalizada del gran Donkey Kong, de Shigeru Miyamoto y un villano heredero directo del Sombrero Loco diseñado por Ward Kimball ('Alicia en el País de las Maravillas', 1951) para la adaptación animada del clásico de Lewis Carroll.

Perfectamente afinada en sus vertientes narrativa y estética, '¡Rompe Ralph!' puede llegar a abrumar al espectador que se concentre en descifrar todos los huevos de Pascua que se intercalan en las líneas de un código escrito en un lenguaje de programación 100% disneyano, un código donde el espíritu de 'Lilo & Stitch' empasta con el surrealismo del 'Destino' daliniano (Dominique Monfery, 2003) -mención especial para el ejército azucarado que sirve a las órdenes del Rey Candy en el Super Mario Kart emoji de Sugar Rush. Una gratificante experiencia que se alimenta de la nostalgia del espectador/jugador que ha crecido en el intervalo que separa las siglas de HALO y NAMCO, deslizándose por los toboganes 2D de un reino digital en el que los héroes son Zangief, Turbo, Clyde, Robotnik...

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos