«La nueva regulación resta atractivo al póker en Internet»

D. LÓPEZBILBAO.

A pesar de la creciente popularidad del póker en Internet, las trabas de la nueva regulación española han provocado un éxodo masivo de compatriotas hacia Tailandia, Reino Unido, Portugal o Brasil. En vigencia desde mayo, su hándicap es la limitación geográfica y la fiscalidad, que impide compensar pérdidas y ganancias. Las empresas que obtienen la licencia solo funcionan bajo un dominio .es y exclusivamente en territorio español. El otro punto débil de la ley, que los profesionales tildan de «antieuropea», está relacionado con los impuestos. Los casinos online tributan sobre las ganancias al 25%, mientras que los jugadores pagan por el dinero que obtienen pero no pueden deducir las pérdidas.

Axier reconoce que la normativa «le resta atractivo al póker online». «Antes cotizaban las salas, pero ahora la política impositiva también repercute sobre la actividad de los aficionados. Años atrás podíamos participar en torneos con premios muy jugosos de hasta 5.000 euros porque jugaba gente de todo el mundo, pero hoy solo se compite entre españoles», precisa. Un escollo para los 2.500 jugadores que, según Rekoppoker, disfrutan de los naipes en nuestro país.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos