El chavismo arrasa en las regionales

El partido del Gobierno vapulea a la oposición en las elecciones del domingo mientras el presidente se recupera en La Habana

MILAGROS L. DE GUEREÑO
El Estado de Miranda festejó la victoria de Capriles/
El Estado de Miranda festejó la victoria de Capriles

Hugo Chávez retomó el poder de forma simbólica mientras los suyos, respondiendo al llamado de «rodilla en tierra» lograron vapulear a la oposición en las elecciones regionales celebradas este domingo. El chavismo pintó de rojo 20 de las 23 gobernaciones de Venezuela mientras la oposición, que perdió cuatro de las siete que tenía, solo logró retener el poder en Miranda, Amazonas y Lara. Sin embargo, no todo eran lamentos en el lado de los vencidos. Henrique Capriles, que disputó a Chávez en octubre la presidencia del país, celebró el domingo con entusiasmo su reelección como gobernador mirandés porque revalidaba su condición de líder para competir con el vicepresidente y canciller Nicolás Maduro si el presidente electo queda inhabilitado y se convocan elecciones anticipadas.

La desmovilización opositora tras los comicios del 7 de octubre podría explicar el descalabro del domingo. De hecho, la participación bajó al 53,84 %. La abstención permitió así que el chavismo conquistara el Estado de Zulia, una de las tres «joyas de la corona regional». Allí, Francisco Arias se impuso a Pablo Pérez, que buscaba quedarse con el puesto para catapultarse como posible candidato a la jefatura de la nación. Los oficialistas, sin embargo, no pudieron ni con Capriles en Miranda ni con Henry Falcón en Lara. De todos modos, ambos tendrán poco margen de maniobra ya que los parlamentos regionales serán mayoritariamente chavistas.

Ramón Guillermo Aveledo, secretario ejecutivo de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) criticó que el Ejecutivo había aprovechado la difusión de los partes de salud de Chávez para hacer proselitismo durante la jornada electoral. «El Gobierno no aprende», dijo. También Capriles cuestionó a las autoridades y expresó su «dolor» por el «acto inescrupuloso» de utilizar «la situación que vive el presidente de la República».

Respecto al resultado electoral y después de que el Consejo Nacional Electoral (CNE) confirmara su victoria sobre el exvicepresidente Elías Jaua, Capriles precisó: «Yo no me siento feliz por los resultados (...), todo lo contrario. Creo que aquí se imponen otras cosas, no se impone el sueño, la solución de los problemas y eso nos llama a unirnos más».

El excandidato presidencial derrotado por Chávez el 7 de octubre agregó que «la lucha nuestra no solo tiene que continuar sino que tiene que fortalecerse, porque debe llegar el día en que nosotros derrotemos el abuso de poder, el chantaje».

Siempre presente

Durante todo el fin de semana la salud del presidente ha estado presente en los medios oficiales. Varios ministros han ido informando de la evolución positiva «día tras día, hora tras hora» del «comandante». Incluso en medio de la jornada electoral, Jorge Arreaza, yerno de Chávez y ministro de Ciencia y Tecnología decía por teléfono al canal oficial VTV: «Desde el día de antes de ayer (viernes), el comandante ya comenzó a comunicarse con nosotros, a instruir, a gobernar, pues, y a dar instrucciones para que se cumplan allá en nuestro país».

Chávez continúa su recuperación en La Habana de la «compleja» operación para controlar la recidiva del cáncer pélvico. Sin embargo, la incertidumbre es si el mandatario, de 58 años, podrá asumir su cuarto mandato el próximo 10 de enero. Si no está en condiciones físicas para ello se convocarán elecciones en 30 días, durante los cuales gobernará el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, y Maduro será el aspirante oficialista para el que el líder bolivariano pidió los votos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos