Sin presencia prevista de las Fuerzas de Seguridad en la investidura de Urkullu

La banda de música de la Ertzaintza será, salvo sorpresa, la única presencia de cuerpos policiales y militares en la ceremonia

O. B.BILBAO.
Un general de la Guardia Civil asistió a la jura de López. ::                         TELEPRESS/
Un general de la Guardia Civil asistió a la jura de López. :: TELEPRESS

La cita es el sábado 15 a las doce en la Casa de Juntas de Gernika, aunque la convocatoria oficial de la toma de posesión del lehendakari corresponde al Parlamento, ya que es en realidad una sesión extraordinaria del Pleno. Acudirán por lo tanto los 75 parlamentarios vascos, además de representantes de los grupos junteros vizcaínos con la presidenta Ana Madariaga a la cabeza -al celebrarse el acto en su sede- y los representantes de las principales instituciones vascas, a los que cursa invitación el departamento de Protocolo de la Cámara, responsable del acto.

Se espera, así, -además, por supuesto, de a la esposa y a los tres hijos de Urkullu- a los exlehendakaris Carlos Garaikoetxea, José Antonio Ardanza y Juan José Ibarretxe y al actual jefe del Ejecutivo vasco en funciones, Patxi López, que entregará a su sucesor la makila en madera de níspero, rematada por un pomo de plata, que se fabricó tras la restauración de la democracia. En total, la Casa de Juntas suele abarrotarse al inicio de cada legislatura con unos trescientos invitados y más de un centenar de periodistas, entre los que no faltan representantes de instituciones como el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, el Ararteko, Euskaltzaindia, o el Tribunal de Cuentas. Está por ver si algún representante del Gobierno central acude al acto, aunque al menos un ministro -el de Administraciones Públicas, generalmente- suele estar por protocolo.

A los sones del 'Gernikako Arbola', el 'Agur Jaunak' y el himno de Euskadi -interpretados por txistularis, ya sin el oboe que López quiso introducir-, el peso lo llevará la banda de música de la Ertzaintza. Será, salvo sorpresa, la única presencia de cuerpos policiales y militares en la sede parlamentaria, a diferencia de lo sucedido en 2009, lo que provocó un pequeño incendio político y un considerable enfado del PNV, que insiste en que solo prevé que estén «los necesarios por seguridad». A la jura de López fueron invitados un general de la Guardia Civil, un coronel delegado de Defensa y el jefe superior de Policía en el País Vasco, lo que provocó el malestar de los jeltzales, que no tienen previsto invitarles ahora. No obstante, los grupos disponen de tantas invitaciones como parlamentarios por lo que podrían ser otros los que la cursen.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos