La huelga en Paradores provoca un importante descenso en el número de reservas

Los trabajadores intentan suavizar las condiciones del ERE, que prevé la extinción de 644 puestos y el cierre de siete centros

E. C.MADRID.
Trabajadores de uno de los paradores afectados se manifiesta en la puerta./ Efe/
Trabajadores de uno de los paradores afectados se manifiesta en la puerta./ Efe

La huelga de dos días que comenzó ayer y continuará hoy en la red de Paradores Nacionales ha provocado un importante descenso en el número de reservas para este puente festivo. Este hecho es el único punto en el que coinciden sindicatos y dirección respecto al impacto de esta protesta ya que, si para los representantes de los trabajadores la jornada de paro de ayer fue secundada por el 80% de la plantilla, la empresa estimó que el seguimiento no había superado el 12%. Así, mientras el Parador de Lorca (Murcia) funcionó con normalidad, el de Plasencia (Cáceres) tuvo que cerrar sus instalaciones, lo que da idea de la desigual incidencia.

La huelga intenta suavizar las condiciones del expediente de regulación de empleo presentado la empresa, que prevé la extinción de 644 puestos de trabajo y el cierre de siete centros: Ferrol y Verín, en Galicia; Albacete y Manzanares, en Castilla-La Mancha; Ayamonte, en Andalucía; Puerto Lumbreras, en Murcia, y Teruel, en Aragón. Además, Paradores quiere cerrar otros 27 centros durante cinco meses al año, de manera que 877 trabajadores pasarían a ser fijos discontinuos.

La secretaria de Estado de Turismo, Isabel Borrego, dijo ayer que la huelga en los Paradores Nacionales «es una irresponsabilidad», porque la situación de la red «es muy difícil» y, a su juicio, los sindicatos «tendrían que luchar por la conservación de los puestos de trabajo y no ponerlos en peligro».

Además de estos dos días, los sindicatos han convocado otras dos jornadas de huelga para los próximos 31 de diciembre y 1 de enero.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos