Azkuna se ofrece a devolver 8 euros a una turista de EE UU que se sintió engañada en un bar

La afectada afirma que pidió un bocadillo de jamón, pero acabaron sirviéndole un plato entero, con el correspondiente sobrecoste

J. G.BILBAO.
Un plato de jamón fue el verdadero objeto de la polémica./
Un plato de jamón fue el verdadero objeto de la polémica.

Afirma que pidió un bocadillo de jamón, pero acabaron sirviéndole un plato entero, con un sobrecoste de ocho euros. El malentendido se produjo recientemente en un café de Bilbao y la persona que se sintió engañada fue una turista estadounidense de visita en la villa. Ni corta ni perezosa, la mujer, natural de Minnesota, le remitió una carta al alcalde, exprensándole su queja y adjuntándole la factura. Ahora, Iñaki Azkuna ha respondido a la misiva y se ha ofrecido a abonar la diferencia de precio entre la ración del manjar y el bocadillo.

La anécdota la desveló el propio regidor el pasado miércoles en una entrevista radiofónica. «Me dijo que había pagado ocho euros de más y que no había derecho», relató Azkuna. «Le he pedido perdón y le he dicho que dónde le podemos ingresar el dinero», añadió.

Mimo y esmero

El mandatario bilbaíno no se quedó ahí. Acudió al café donde se había producido el malentendido y le preguntó a su regente por lo sucedido. «Lo primero que me dijo es que dónde le mandaba los ocho euros», manifestó. Con esta anécdota, Azkuna quiso ilustrar que hay que tener mimo y esmero con la gente que viene de fuera a conocer Bilbao. «Ya vemos a esta señora, que le ha escrito al alcalde, nada de tonterías, y eso quiere decir que hay que cuidar bien a todo el mundo», enfatizó. Alrededor de 750.000 personas visitan anualmente la capital vizcaína, según los datos que manejan las administraciones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos