El Correo Digital
Viernes, 1 agosto 2014
sol
Hoy 14 / 26 || Mañana 16 / 19 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
Rajoy: «Mas ha liderado el mayor fiasco político que he visto nunca»

ELECCIONES CATALANAS

Rajoy: «Mas ha liderado el mayor fiasco político que he visto nunca»

El PP condiciona su apoyo a CiU a una «rectificación total» de sus planteamientos soberanistas

27.11.12 - 02:18 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Mariano Rajoy se ha quitado un peso de encima con el inesperado «batacazo» electoral de CiU. Y eso, para un presidente que lleva un año apagando fuegos, siempre es una grata noticia. El líder del PP congregó ayer en la sede central del partido en la madrileña calle Génova a la cúpula de su formación para analizar los resultados de los comicios catalanes. «La estrategia política de Mas ha sido el mayor fiasco que he visto nunca», confesó Rajoy ante el comité ejecutivo nacional que se reunió a puerta cerrada. Y no sólo porque no obtuvo la mayoría absoluta que anhelaba, sino porque tras perder doce diputados ha puesto en entredicho hasta su propio liderazgo al frente de CiU, según barruntan los populares.
En opinión del jefe del Ejecutivo, el pulso soberanista de Mas se estudiará en el futuro como un claro ejemplo de lo que no se debe hacer en política. Un sinsentido que, a su juicio, estuvo salpicado de episodios «estrafalarios» como la visita del entonces presidente en funciones de la Generalitat a Moscú y a Bruselas. «Faltó responsabilidad y prudencia», sentenció el presidente que acusó a Mas de «traicionar» al Gobierno central, que le había prestado todo su apoyo para solventar la falta de liquidez de la Generalitat, y al PP catalán, que permitió sacar adelante sus medidas de ajuste en el Parlament.
Con los principales periódicos europeos enfatizando la derrota de Mas en las urnas, Rajoy abogó por mirar al futuro. Lo primero, a su juicio, es que Cataluña apruebe sus Presupuestos generales para 2013 con la proa puesta en el objetivo de déficit. España, destacó el jefe del Ejecutivo central, necesita enviar a Bruselas una fotografía final con todas las comunidades autónomas unidas en la austeridad.
El presidente del Gobierno prometió que se mantendrá en el mismo lugar que antes de las elecciones del pasado domingo, es decir, que seguirá prestando ayuda económica e institucional a Cataluña, como al resto de comunidades autónomas.
«Errar en el mensaje»
Más difícil lo tiene CiU si quiere volver a contar con el beneplácito del PP catalán. Su jefa de filas, Alicia Sánchez Camacho, puso duras condiciones para poder restablecer las alianzas concretas -los 50 parlamentarios de CiU y los 19 del Partido Popular conforman una clara mayoría absoluta- que permitieron a los nacionalistas catalanes sacar adelante sus proyectos en el Parlament con el apoyo de los populares. La principal, «una rectificación total» de sus planes soberanistas, comenzando por desterrar la idea de convocar «un referéndum ilegal». Sánchez Camacho, además, exigió a CiU que no pacte con los independentistas de ERC, liderados por Oriol Junqueras, para evitar que la próxima legislatura se convierta en una nueva carrera soberanista. «Eso sería errar en el mensaje que han dado los catalanes en las urnas», remachó.
Los dirigentes del PP también tuvieron palabras para criticar el descenso de votos y escaños del PSC. El presidente del Gobierno subrayó que en la caída de los socialistas ha influido la «falta de claridad» de sus planteamientos y la «ambigüedad» y «confusión» que ha mantenido ante el órdago independentista de CiU.
En Tuenti
Rajoy escucha ayer a Cospedal en la reunión de la ejecutiva nacional del PP. :: EFE
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.