El Correo Digital
Martes, 29 julio 2014
nuboso
Hoy 15 / 20 || Mañana 15 / 23 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > >
Catherine Z. Jones se desenchufa

YA NO SE BUSCA EN GOOGLE

Catherine Z. Jones se desenchufa

«Lo más inteligente que he podido hacer es dejar de buscarme obsesivamente en Google», diceZeta-Jones tras superar su trastorno bipolar

17.11.12 - 02:33 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Hoy puede mostrarse eufórica y mañana, completamente hundida. Para ella no hay término medio. Así de intensa y excesiva es Catherine Zeta-Jones. O más bien, así de complicado es su cerebro, una mente hipersensible y muy poco dotada para la estabilidad. Y eso que la actriz es Libra, el signo zodiacal que teóricamente representa el equilibrio. Después de 18 meses de tratamiento, la esposa de Michael Douglas, quien a su vez parece bastante recuperado de su cáncer de garganta, ha decidido hablar sin tapujos de su experiencia psiquiátrica en un intento de «borrar el estigma» que pesa sobre los trastornos mentales. Galesa de rompe y rasga, Catherine se autodefine como «esa clase de persona que siempre busca el aspecto negativo de las cosas». Algo que Michael, su marido, nunca ha podido entender. «Pero así soy yo», zanja ella. «Y esa negatividad para una persona con un trastorno bipolar es veneno -reconoce-. De modo que me propuse acabar con esa mala costumbre». 'Cold turkey!', exclama Catherine. Una expresión anglosajona que podría traducirse como cortar por lo sano. Ella lo hizo. Le dio esquinazo a su obsesiva negatividad y ahora dice sentirse «tan liberada...».
Tanto, que el propósito inmediato de esta bella mujer de 43 años es que otros enfermos en su misma situación sepan que existe un tratamiento adecuado para esa forma de trastorno maniaco depresivo que es la bipolaridad. Una terapia que a ella le ha devuelto la capacidad para disfrutar de la vida y «apreciar enormemente cosas tan simples como tomar el té en una terraza». No solo eso. También afirma conocerse mucho mejor a sí misma y a su marido, con el que lleva casada doce años. Zeta-Jones ingresó por su propia iniciativa en un centro de rehabilitación estadounidense en abril del año pasado, cuando percibió claramente que era incapaz de manejar el nivel de estrés al que la había conducido el simultanear su imparable carrera cinematográfica con la crianza de sus dos hijos y con el apoyo incondicional a su esposo, por entonces en plena batalla contra el cáncer. «No soy la clase de persona a la que le gusta gritar sus intimidades a los cuatro vientos -ha declarado la actriz a la revista americana 'In Style'-. Pero ya que mi problema bipolar se hizo público, espero que al menos sirva ahora para que otros enfermos como yo sepan que esto es totalmente controlable».
Una pareja muy rica
A lo largo de los «intensos» 18 meses de tratamiento Catherine admite haber pasado «buenos y malos momentos». Pero ella está convencida de que hay un antes y un después en su personalidad. «Antes, yo era la típica que buscaba en Google todos los comentarios negativos que se hacían sobre mí. Ya no. Lo más inteligente que he podido hacer es dejar de estar enganchada a la red». Madre de dos hijos, Dylan Michael, de doce años, y Carys Zeta, de nueve, y madrastra de Cameron Douglas, que en 2010 fue encarcelado por delitos relacionados con las drogas, Catherine forma con Michael Douglas una de las parejas más ricas de Hollywood (170 millones de dólares de ingresos anuales) y también de las más cosmopolitas. Poseen mansiones en Mallorca, Bermudas, Gales, Los Ángeles, Nueva York, Vancouver... Pero ella define a su familia como «gente de campo». Si por campo se entiende, claro está, gente que cultiva su jardín, juega al golf y monta a caballo.
No siempre fue así de sofisticada esta galesa, hija de una modista y de un empleado de una fábrica de golosinas a los que en los años ochenta les tocó un buen pellizco en el bingo y decidieron mudarse a un barrio fino. Bailarina, cantante y actriz cómica y dramática, Zeta-Jones, que de niña padeció una enfermedad y sufrió una traqueotomía, siempre ha sido una mujer imparable. En la revista donde aborda su frágil salud mental habla también de su excelente forma física, fruto de una férrea disciplina que la anima a hacer ejercicio todos los días del año sin necesidad de contar con un entrenador personal. «Estoy obsesionada con el hula-hoop. Lo practico durante 20 minutos al día», confiesa encantada. Y es que para una persona obsesiva como ella, puestos a tener adicciones... Esa no es de las peores.
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
Catherine Z. Jones se desenchufa
Catherine Zeta-Jones tiene 43 años y lleva doce casada con el actor Michael Douglas. :: JUSTIN CAMPBELL
Pasarelas de moda
Fotos de las propuestas de todos los diseñadores
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.