El Correo Digital
Domingo, 31 agosto 2014
cubierto
Hoy 17 / 25 || Mañana 15 / 23 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > >
Erasmus enamorado

CRÍTICA DE CINE

Erasmus enamorado

12.11.12 - 02:10 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
El reflejo masculino de Alicia tras la pista de la escurridiza Eimish, un conejo blanco, con hechuras 'alternativas', que huye del compromiso y las ataduras en el filo de la inmadurez emocional. Que Ana Rodríguez Rosell haya elegido este tema para cimentar el eje dramático de su ópera prima es una declaración de principios que inevitablemente tiene que afectar al tono de una narración quebraba por los 'flashbacks' y los saltos espaciotemporales. Claro que existen otras maneras de exponer una 'road movie' romántica como esta que nos ocupa -pienso en maestros como Stanley Donen y Frank Capra-, pero Ana Rodríguez elige un camino que tiende a la imitación irregular de la caligrafía de Richard Linklater ('Antes de amanecer'). Obviando, incluso, la dificultad de innovar los clichés escénicos en los que se hunden los 'stormtroopers' del cine independiente, 'Buscando a Eimish' imprime en la memoria del espectador una sensación de déjà vu diferido que crece a medida que tomamos distancia con la pantalla; razón de más para notar la elegante labor de edición de un largometraje que sobrevive porque la directora acierta al vertebrar la narración mediante el goteo de sensibilidades en cada corte.
Como en todo juicio subjetivo, en esta lectura pesa la aversión del crítico hacia las películas que condenan la divergencia (véase el personaje interpretado por Jan Cornet), por no hablar de la mistificación de la vida en pareja. Como alternativa propongo que la interpreten como una crónica involuntaria del agilipollamiento de la primera generación Erasmus, aquella en la que postureo intelectual se significó por el éxito de 'La insoportable levedad del ser', de Kundera. Ana Rodríguez conecta con aquella generación, y con sus descendientes, arrullando al espectador con una voz cálida que nos sumerge en un drama en el que las espinas apenas provocan heridas, lo que la hace perfecta para el público que quiera experimentar un simulacro de cine indie sin correr el peligro de hundirse en la filmografía de Cassavetes.
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
Erasmus enamorado
Pasarelas de moda
Fotos de las propuestas de todos los diseñadores
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.