El Correo Digital
Sábado, 2 agosto 2014
tormenta
Hoy 17 / 27 || Mañana 16 / 23 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > >
Divinas palabras

CRÍTICA DE CINE

Divinas palabras

11.11.12 - 02:11 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Un sensible profesor (en excelente interpretación de Fabrice Luchini) y su joven alumno (un muy convincente Ernst Umhauer), del instituto francés Gustave Flaubert, en París, son los protagonistas de 'En la casa': exquisita comedia agridulce del cineasta galo François Ozon, que habla de la cultura, de la educación y del irrenunciable amor a las palabras con tanta sensibilidad como elegancia. Al tiempo, se hace hincapié en el desarrollo del espíritu crítico, desde el momento en que el alumno escribe y el profesor corrige, con lo cual ficción y realidad se entremezclan en un relato tan ingenioso como disfrutable.
Motivado por su maestro cinematográfico Eric Rohmer ('Mi noche con Maud'), el realizador François Ozon sabe sacar el exigible partido a los momentos intimistas, a las miradas furtivas y a una ambigüedad notoria. Realizado todo ello mediante una cámara serena y un malévolo sentido del humor, conforme adquiere complejidad y emoción el discurrir de la historia, que incluye un cierto suspense a lo Hitchcock -salvando las siderales distancias-, en relación con los dos personajes femeninos, encarnados con la exigible ironía por dos mujeres bandera: Kristin Scott Thomas y Emmanuelle Seigner.
Realzada por un modo sutil de presentar a los peculiares personajes, 'En la casa' es una nueva válvula de oxígeno que nos mantiene activamente vivos, con el corazón en estado de gracia. Así, Ozon puede muy bien ser el Woody Allen europeo. Se trata, en fin, de una comedia discretamente transgresora, que puede servir a los hombres para comprender un poco mejor a las mujeres y que éstas reconozcan algunos de sus propios fantasmas. Y qué decir de la manera en que estéticamente nos transmite esta historia de amor y desazón. Aplaudir, sencillamente, su escenografía y el tono justo de sus intérpretes. Sin olvidar que la buena educación consiste en ocultar lo mucho bueno que pensamos de nosotros y lo poco bueno que pensamos de los demás.
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
Divinas palabras
Pasarelas de moda
Fotos de las propuestas de todos los diseñadores
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.