El Correo Digital
Lunes, 28 julio 2014
nuboso
Hoy 16 / 21 || Mañana 15 / 19 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > >
Depresión en las aulas

CRÍTICA DE CINE

Depresión en las aulas

02.11.12 - 02:17 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
La tesis que maneja 'El profesor', un drama educativo firmado por el director de 'American History X', se había repetido tantas veces que en este penúltimo enunciado sólo cabían dos alternativas posibles al modelo acuñado por James Clavell en 'Rebelión en las aulas': cinismo o samaritanismo, como minúsculas envolturas de un mensaje cada vez más peregrino y estéril.
Apartándose todo lo posible de 'El rector', un 'simpático' hito fascistoide defensor de un sistema educativo inspirado en la madera de un bate de béisbol, y sin dejarse enredar por el preciosismo dramático de Lee Daniels, Tony Kaye cita a Albert Camus -siempre en competencia con Poe y la prosa alcohólica de Charles Bukowski- para taladrarnos el cerebro con un discurso que ataca a todos los niveles de la sociedad. Lo fácil hubiese sido cargar las tintas en el desguace de los medios públicos que pregonan los ultraliberales cuyos ladridos se funden con el eco de un 'speech' hitleriano, pero Kaye reparte las culpas entre la Administración, los profesores y los padres de los alumnos, siempre ausentes. Podemos tildar 'El profesor' de proyecto fallido, especialmente si lo hacemos fijándonos en la descripción psicológica de un personaje a medio camino entre el sociópata y el redentor bienintencionado, antes de incidir en el abigarramiento estético de una película que no conoce la sobriedad de los encuadres rectos pero, plano a plano, Kaye se abre paso hasta iluminar una verdad solitaria que late con fuerza en la última escena.
'El profesor' vence por aplastamiento, a pesar de que acarrea un exceso de microdramas sensacionalistas y carga con interpretaciones tan desnortadas como las de Lucy Liu y Christina Hendricks, porque por el camino, y a veces con bastante fortuna, es capaz de pulsar la sensibilidad con el retrato de una América en descomposición descrita con brillantez por un memorable James Caan.
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
Depresión en las aulas
Pasarelas de moda
Fotos de las propuestas de todos los diseñadores
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.