Nuria Legarda estrena en el BAD de Bilbao un montaje en torno a la violencia bélica

JON MAYORABILBAO.
La creadora navarra, ayer en Bilbaoarte. ::
                         BORJA AGUDO/
La creadora navarra, ayer en Bilbaoarte. :: BORJA AGUDO

El BAD, el Festival de Teatro y Danza Contemporánea de Bilbao, presentó ayer el primero de sus estrenos absolutos de la presente edición. La navarra Nuria Legarda, «instalada» desde hace años en Barcelona, acude a la capital vizcaína con su creación 'Claim Your Place I+P', una propuesta que, aseguró, «se sale un poco» de los formatos convencionales. La obra que presentó la directora, creadora, actriz, bailarina, coreógrafa... con formación en música y danza en la sede de Bilbaoarte -nuevo espacio del festival en este año- establece puentes entre la creación escénica, el videoarte y la exposición. «Se trata de una misma pieza repartida en tres partes y tres formatos diferentes, con la violencia bélica como motor generador de la obra», explicó.

El público interesado en apreciar la propuesta de esta joven creadora, que calificó al programa del BAD por su apoyo a las nuevas vanguardias de «acto heroico respecto al resto del Estado», deberá completar un circuito. 'Claim Your Place I+P' comienza en Bilbo Arte. Su sala de exposiciones de la calle Urazurrutia acoge desde ayer y hasta el 2 de noviembre media docena de fotografías de mediano formato realizadas con una técnica de videoproyección sobre texturas mixturadas. «Este es el aperitivo», bromeó. El «primer plato» -una vídeo instalación de 50 minutos- se podrá degustar el domingo y el lunes en la sala Bilborock, al igual que el «segundo», una performance que también tendrá lugar en la sala de La Merced.

Desde el alma

«Todo el trabajo es una pieza de creación visual. Tan sólo hay un pequeño texto al final de la performance, el 'postre', que pretendo sirva de epílogo, de punto de reflexión sobre el por qué generamos enemigos». Legarda explicó que su obra, inspirada en la Segunda Guerra Mundial «sin referencias históricas ni cronológicas en ella», es simbólica. «Con este trabajo intento mostrar de forma alegórica la perspectiva tanto de la víctima como del verdugo ante la violencia, vista desde el nivel del alma, fuera de cualquier ideología política o asocial, y donde ambas partes resultan irremediablemente afectadas».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos