El Correo Digital
Miércoles, 22 octubre 2014
tormenta
Hoy 18 / 23 || Mañana 14 / 22 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > >
El miedo cala en la tercera edad

CONSEJOS POR EL AUMENTO DE ROBOS

El miedo cala en la tercera edad

La Policía de Sestao alecciona a los mayores ante la oleada de asaltos

20.10.12 - 02:18 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
El caso de la donostiarra Rogelia Chivite, de 93 años, y el getxotarra Ildefonso Jiménez, de 83, los dos ancianos asesinados en sus casas en apenas una semana, han sobrecogido a la población y han puesto en alerta a las autoridades. En Sestao, el jefe de la Policía local, Carlos Alonso, impartió una charla el jueves destinada a los mayores en materia de autoprotección frente a los robos con fuerza. Las 200 personas que abarrotaban el pequeño centro social de la plaza Conde Balmaseda escucharon con atención sus consejos para evitar ser víctimas de robos en la calle, el banco y en sus domicilio.
«No estaríamos tantos aquí si no fuera por lo que hemos visto y leído sobre esa mujer y el hombre de Getxo», se sinceraba a la entrada Roberto, un sexagenario, mientras cerraba su paraguas en una tarde que no invitaba a salir de casa si no era para algo importante. Alonso fue directo y empezó su intervención por los robos en viviendas. Recordó que el difunto Ildefonso Jiménez vivía en una planta baja, por lo que aconsejó a los que tengan propiedades a ras de suelo «tener siempre las ventanas cerradas, las persianas echadas y poner rejas». Un comportamiento diferente si se vive en un piso alto, donde la atención debe concentrarse en la puerta: «Que tenga una buena cerradura y sea consistente», resumió.
A partir del segundo piso, sin embargo, la manera más fácil de entrar no es echando abajo la puerta, sino sencillamente tocando al timbre. «Por eso aconsejo que, aparte de no abrir a desconocidos, tengáis una cadena en la puerta para que nadie haciendo un gesto con un hombro o el pie pueda entrar en vuestras casas abusando de su fuerza», alertó el jefe de la Policía. Desde su experiencia profesional, tachó de «ilógico» el comportamiento seguido por los presuntos ladrones en los dos casos de asesinato de Getxo y San Sebastián. «Pensad que un caco lo que quiere es coger algo de valor y salir corriendo. El delincuente sabe que si le pillan en un hurto serán como mucho uno o dos años de cárcel o una multa, pero que la cosa cambia si se produce una agresión, y no hablemos ya de un asesinato». Carlos Alonso llegó a afirmar que «solo en uno de cada 1.000 o incluso 2.000» asaltos a domicilios se producen episodios de naturaleza violenta.
Aconsejó, por último, asegurarse de que los técnicos de las empresas de gas, agua o luz «lleven la identificación con su foto» y, en caso de duda, «despacharles para otro día y llamar a la central de la empresa para comprobar la revisión». Además, recordó que, aunque los vendedores «no son atracadores», se tenga cuidado con las pequeñas estafas a domicilio y la venta bajo presión, «donde nos pueden llegar a sacar 1.000 euros por un colchón que igual no necesitamos».
«Nunca deis la espalda»
La otra gran zona de peligro donde se pueden sufrir robos es en la calle. De hecho, el jefe de la Policía sestaoarra admitió que los robos al tirón se «han incrementado», sobre todo durante el verano, «ya que las cadenas y pulseras están más expuestas». Por eso insistió en tener precaución «con los extraños que se nos acerquen», y recomendó no llevar relojes y joyas de valor «a la vista». También puso el acento en una técnica de robo de carteras distrayendo a la víctima con preguntas sobre direcciones. «Nunca deis la espalda ni a quien pregunta ni a su acompañante».
Aparte de los tirones, la mayoría de los robos en la calle se realizan a mayores que acaban de salir del banco. Por eso aconsejó no sacar «grandes cantidades», comprobar que «nadie nos observa» y elegir los cajeros «en los que nos podamos encerrar». Como despedida invitó a la gente a tener en el teléfono de casa el número de la Policía y la Ertzaintza grabado en la marcación automática «para contactar más deprisa. Con pulsar el 1 estaríamos en marcha».
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
El miedo cala en la tercera edad
Unas 200 personas, en su mayoría mujeres, escucharon los consejos de la guardia urbana. :: PEDRO URRESTI
Te ofrecemos todos los eventos de cada día: teatro, conciertos, exposiciones...
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.