La vieja dama

ANTÓN MERIKAETXEBARRIA
La vieja dama

Siete desiguales episodios forman el cuerpo de un filme tan irregular como '7 días en La Habana'. Son breves anécdotas de ficción, que dan una visión parcial de esa vieja dama que es la capital de Cuba. A partir de ahí, se incluye un poco de todo, poniendo el acento en la realidad cotidiana de una maravillosa metrópoli, superviviendo bajo un régimen político obsoleto. Son los dimes y diretes de gentes corrientes y molientes, capaces de 'inventar' todo lo que quepa imaginar, con una frescura y una espontaneidad capaces de fascinar a todo quisqui. Atreveos y mostradme otra ciudad en el mundo que cante y baile con la cabeza tan erguida, con tantas ganas de vivir, de disfrutar, y que sea tan cálida, fuerte y graciosa como La Habana.

Desde luego, que nadie espere encontrar aquí los clichés turísticos al uso y desuso, puesto que de lo que se trata es de describir los comportamientos, ambiciones, culturas e ilusiones de las distintas generaciones de habaneras/os, dispuestos a comerse el mundo... si les dejan. Sea como sea, las buenas intenciones marcan la pauta de la mayoría de los 'sketches' que integran la película, casi todos de poco fuste cinematográfico, con excepción del realizado por el cineasta palestino Elia Suleiman (titulado 'Diario de un principiante'), a la hora de retratar los lugares más emblemáticos de la gran urbe, sin caer en la tarjeta postal.

Algo que ya logró en su momento el cineasta bilbaíno Ernesto del Río, con su largometraje de ficción 'Valeria descalza'. Por otra parte, '7 días en La Habana' continúa la tradición de películas por espisodios que tuvieron cierto éxito en los años 50 y 60, con títulos al estilo de 'Cuatro páginas de la vida' (1952), 'Tres amores' (1953), 'Bocaccio 70' (1962) o 'París visto por...' (1965), ahora, como es lógico, puestos al día. Así pues, descripción de una ciudad sujeta a profundas transformaciones, habitada por hombres y mujeres que se convierten en una parte fundamental de las calles, las plazas y los rincones que los rodean.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos