Santurtzi y Abanto ejecutarán tras 10 años los avales de 132 chalés con fallos

La promotora, que también edificó 24 pisos en La Magdalena, denunció a los dos consistorios por no recepcionar la obra

SERGIO LLAMASBARAKALDO.
Los ayuntamientos exigen a la constructora que acometa reformas por valor de 180.000 euros. ::                         PEDRO URRESTI/
Los ayuntamientos exigen a la constructora que acometa reformas por valor de 180.000 euros. :: PEDRO URRESTI

Los ayuntamientos de Santurtzi y Abanto han decidido abandonar la vía diplomática con la promotora que edificó una urbanización de alto standing con 132 chalés y 24 pisos en La Magdalena, un espacio compartido prácticamente al 50% por ambos municipios. Las viviendas se escrituraron hace casi una década, pero los suelos comunitarios todavía no han sido recepcionados por ninguno de los dos consistorios. Las instituciones locales han alegado desde el principio deficiencias de construcción que aún no han sido subsanadas, por lo que recurrirán a la ejecución de avales. Lo hacen después de que la empresa, Loruri S.A., llevara este mismo año su causa a los tribunales y denunciara la negativa de ambas administraciones a asumir la responsabilidad del suelo.

De esta manera se pondrá fin a una larga lucha entre los ayuntamientos y la promotora, que alcanzó su punto culminante cuando un estudio independiente contratado por los consistorios valoró las obras necesarias en dos millones de euros. Esta cifra fue revisada y rebajada en 2011 hasta 179.273 euros más IVA. La abismal diferencia entre ambos presupuestos fue catalogada por los portavoces de Loruri como un acto de «chantaje». La empresa, que estima en 30.000 euros el coste total de las reparaciones necesarias, lo interpreta como un intento por parte de la administración de retrasar la recepción de la obra, ya que en este tiempo ha tenido que asumir el coste de algunos servicios generales como el mantenimiento de la depuradora. «Cada año nos cuesta unos 25.000 euros, pero luego los dos ayuntamientos cobran las tasas de aguas a los vecinos», denunció.

«Acabados deficientes»

El concejal de Planeamiento Urbanístico, Vivienda y Sanidad de Abanto, Iñaki Sedano, defendió que la razón por la que finalmente no se llevaron adelante las reformas valoradas en dos millones de euros radica principalmente en las molestias que habría ocasionado a los vecinos, ya que las obras habrían supuesto levantar todo el suelo de la urbanización. Aunque la constructora recordó que en estos diez años no ha sido necesario acometer prácticamente ninguna obra en las zonas públicas, la lista de defectos recogidos tras una inspección en 2008 por técnicos de Abanto y Santurtzi incluye «materiales de distinta calidad a las contemplados en el proyecto», «acabados y remates deficientes», o «mal funcionamiento de las instalaciones de telecomunicaciones y saneamiento», entre otras. «Sería irresponsable por nuestra parte hacernos cargo del suelo y luego tener que pagar las obras con dinero de todos los vecinos», razonó Sedano.

El Ayuntamiento de Abanto aprobó el jueves en Junta de Gobierno recurrir a los avales tomados a la promotora, por valor de un cuarto de millón de euros. Sedano destacó que esta medida deja sin recorrido la denuncia interpuesta por la constructora contra el anterior acuerdo de los consistorios, en el que le daban seis meses para acometer las reformas. «Ya no tiene validez porque ellos mismos han incumplido ese plazo», explicó. El grupo Bildu de Abanto siguió de cerca este proceso y criticó la «incapacidad» del equipo de gobierno para «llegar a acuerdos de forma natural» y la falta de transparencia. «Este asunto, como otros, no se llevan al Pleno como sería de desear», lamentaron.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos