El Correo Digital
Jueves, 2 octubre 2014
claros
Hoy 14 / 23 || Mañana 15 / 24 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
Clara Rangel fue asesinada cuando estaba en la cama

JUICIO EN LA AUDIENCIA DE GIPUZKOA

Clara Rangel fue asesinada cuando estaba en la cama

Los forenses afirman que el cuchillo que se incautó a su pareja no es el arma homicida

17.05.12 - 02:32 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Clara Rangel, la mujer venezolana que en diciembre de 2008 fue asesinada por su compañero sentimental en Rentería, se hallaba tumbada en su cama cuando fue acuchillada. Así lo manifestaron ayer los médicos forenses que intervinieron en el levantamiento del cadáver, practicaron la autopsia y efectuaron una reconstrucción de los hechos. Los peritos señalaron que la víctima no presentada signos de defensa.
La tercera jornada del juicio en la Audiencia de Gipuzkoa deparó algunas sorpresas. Los forenses desvelaron que el arma, un cuchillo de veinte centímetros de hoja y doce de mango que fue recogida por la Policía en el escenario de los hechos como la causante de la muerte, no es la que en se empleó para asesinar a Clara. Los expertos sustentaron esta afirmación en las mediciones que efectuaron sobre las nueve heridas que la fallecida presentaba en el cuerpo. Recordaron que la lesión de mayor profundidad descubierta en el cadáver de Clara Rangel, de nueve centímetros, tenía una anchura de 3,2. Sin embargo, el arma que desde hace tres años figura como pieza con la que se perpetró el delito y que, según la Ertzaintza, le fue arrebatada al procesado de la mano, hubiera dejado a esta misma profundidad una abertura en la piel de 3,8 milímetros. «Es físicamente imposible que este cuchillo fuera el causante de las lesiones», señaló Luis Miguel Querejeta, jefe del Servicio de Patología del Instituto de Medicinal Legal de Gipuzkoa, que junto a los doctores Lourdes Goenaga y Rubén Sevillano, intervino ayer en la prueba pericial.
El cuchillo había sido incluso examinado por el acusado el martes, cuando prestó declaración, y si bien no pudo precisar que fuera el arma que empleó, tampoco lo descartó. Los forenses explicaron que de las nueve heridas que Clara Rangel sufrió, la que en definitiva le produjo la muerte fue una que recibió en el cuello, que le seccionó una arteria y le causó una pérdida masiva de sangre.
Los expertos indicaron igualmente que la víctima no presentaba señales de defensa. «No hay signos de que interpusiera ninguna parte de su cuerpo al instrumento agresor». En opinión de los forenses, la morfología de las abundantes manchas de sangre que había en la habitación y las lesiones que la fallecida presentaba, así como otras evidencias halladas, llevan a considerar que cuando el acusado agredió a Clara Rangel ésta se encontraba tumbada en la cama. Los médicos no pudieron precisar si cuando se produjo el ataque se hallaba boca arriba o boca abajo. Afirmaron, no obstante, que en medio de la agresión la víctima se giró y que en un gesto instintivo pudo levantar un brazo, momento en el que recibió las dos cuchilladas que presentaba en la zona de la axila.
Los forenses descartaron que la mujer asesinada pudiera haber permanecido levantada tras la agresión y recordaron que de haber sido así, las proyecciones de sangre habrían llegado a una altura superior. El juicio continuará hoy con nuevas prueba periciales.
En Tuenti
Clara Rangel fue asesinada cuando estaba en la cama
Kenny Lexzur durante el juicio en la Audiencia de Gipuzkoa. :: J. USOZ
pliega/despliegaLo más leído
pliega/despliegaLo más comentado
pliega/despliegaLo último de elcorreo.com
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.