El Correo Digital
Jueves, 2 octubre 2014
claros
Hoy 14 / 23 || Mañana 15 / 24 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > >
Raíces profundas

CRÍTICA DE CINE

Raíces profundas

09.05.12 - 02:13 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Fatimetu, una chica saharaui residente en España, vuelve a Wilaya, un campo de refugiados situado en pleno desierto, en el que encuentra acampado a su pueblo (la mayoría de origen árabe y bereber), así como a su familia, reducida a unas condiciones de vida que claman al cielo de Alá en pleno siglo XXI. Recuperar sus raíces, su cultura, su identidad, es el reto emprendido por la protagonista, rodeada por toda una serie de personajes -incluida su hermana Hayat- supervivientes en medio de la nada, que constituye por sí sola toda una declaración de principios. La indiferencia de muchas naciones a escala global con tan sangrante injusticia es algo que también discurre de forma soterrada, pero inequívoca, por las hechuras de esta digna película semidocumental.
Trágica situación que puede provocar un cierto grado de resignación en muchos pobladores de tan inhóspito enclave, que exige un lógico período de aclimatación. Tal y como le sucede a nuestra occidentalizada protagonista, haciendo equilibrios en esa línea de sombra que separa la esperanza de la desesperación, vista y comprobada la fragilidad existencial, política, social y puramente física, en la que sus habitantes se ven forzados a 'tirar palante' en medio de un paisaje desolador.
Pero, lo que está al margen de toda coyuntura oportunista es la honestidad de los hechos descritos, reflejados por medio de un ritmo reposado, sin incluir molestas inflexiones sentimentaloides. ¿Y con qué cartas estéticas se juega esta dura descripción de los avatares que rodean a un pueblo desenraizado? Con las del palo del realismo, ni más ni menos. Aquel que evita en todo instante virtuosismo alguno, preservando su tensión didáctica como arma primordial, limpia y pura de contaminantes externos. Porque la cámara de Pedro Pérez Rosado llega tan rápida a la realidad que ésta, la pobre, no ha tenido tiempo de maquillarse. Y, a la postre, la joven Fatimetu llegará a comprender que los pueblos aprenden más de una derrota que los reyes de una victoria.
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
Raíces profundas
Pasarelas de moda
Fotos de las propuestas de todos los diseñadores
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.