El Correo Digital
Sábado, 26 julio 2014
nuboso
Hoy 20 / 23 || Mañana 17 / 27 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
573.000 inmigrantes irregulares perderán la cobertura sanitaria

recortes en sanidad

573.000 inmigrantes irregulares perderán la cobertura sanitaria

Agrupaciones de extranjeros alertan de que se les coloca como «cabeza de turco» y se abre la puerta al «racismo y la xenofobia»

24.04.12 - 01:50 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Más de medio millón de inmigrantes sin permiso de residencia perderán la cobertura sanitaria integral de la que ahora gozan en España si sale adelante la reforma de la Ley de Extranjería anunciada por el Gobierno el pasado viernes. La modificación legal que quiere llevar a cabo el Ejecutivo de Rajoy implicará que ya no va a ser suficiente estar empadronado para acceder a una tarjeta sanitaria. Los extranjeros deberán demostrar que trabajan y pagan impuestos aquí.
En la actualidad, 573.712 inmigrantes figuran en las estadísticas oficiales como residentes en España sin autorización. En total, 3,2 millones de personas nacidas en países de fuera de la Unión Europea están empadronadas, pero sólo son 2,6 millones los permisos expedidos a ciudadanos de estas nacionalidades. Estos datos son fruto de cruzar el avance de resultados del padrón municipal a 1 de enero de 2012 que elabora el Instituto Nacional de Estadística con el balance oficial de permisos de residencia cerrado a 31 de diciembre de 2011. No obstante, la cifra está sujeta a variaciones, principalmente porque el padrón se actualiza cada dos años, por lo que pueden figurar inmigrantes que hayan fallecido o abandonado el país y que aún no hayan salido del registro de sus municipios de residencia.
En la actualidad, sólo inscribiéndose en el registro municipal los extranjeros no comunitarios pueden acceder a una tarjeta sanitaria estén o no en situación irregular, ya que el artículo 12 de la Ley de Extranjería reconoce que si están incluidos en el padrón de la localidad en la que tengan su domicilio habitual, «tienen derecho a la asistencia sanitaria en las mismas condiciones que los españoles». Con las medidas que va a implantar el Gobierno del PP ya únicamente podrán acudir a Urgencias y recibir atención médica los niños y las embarazadas.
«Problemas de salud»
La Federación Estatal de Asociaciones de Inmigrantes y Refugiados en España calificó ayer estos recortes de «agresión» y lamentó que el Gobierno «castigue» y «culpe» a este colectivo de abusar de los servicios sanitarios. «Coloca a los inmigrantes como cabeza de turco o chivo expiatorio» y «abre la puerta al racismo y la xenofobia», señalaron. A su vez, para la agrupación Médicos del Mundo, esta medida «no supondrá ninguna ahorro» y provocará «problemas de salud pública».
Caso aparte son los extranjeros procedentes de países europeos. Del cruce de datos del INE y la Secretaría General de Inmigración y Emigración destaca la diferencia entre el número de europeos que figuran en el padrón y quienes tienen una tarjeta de residencia. Dado que la libertad de circulación y trabajo en la Unión Europea les exime del imperativo de gozar de autorización para vivir en España, hay muchos europeos que residen en el país y no llegan nunca a empadronarse. De hecho, según los datos recogidos por el Gobierno, hay 2,4 millones de europeos registrados en España, 100.000 menos que los que gozan de una tarjeta de residencia.
En Tuenti
pliega/despliegaLo más leído
pliega/despliegaLo más comentado
pliega/despliegaLo último de elcorreo.com
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.