El Correo Digital
Lunes, 15 septiembre 2014
tormenta
Hoy 13 / 26 || Mañana 17 / 28 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
Al ginecólogo a partir de los 70

SALUD

Al ginecólogo a partir de los 70

La creciente esperanza de vida de las mujeres, que en Euskadi llega a los 84 años, aconseja mantener en la vejez las visitas al especialista

21.04.12 - 02:12 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Los 70 años son un momento crítico para la salud de las mujeres. A esa edad, llegan a su final los programas públicos para la detección precoz de determinadas enfermedades, como el cáncer de mama, y la mayoría de ellas comienza a dejar de visitar al ginecólogo. A menudo creen que ya es inútil y que no merece la pena hacerlo; pero se equivocan.
Las vascas vivirán por estadística al menos hasta los 84 años y las previsiones apuntan a que en la próxima década ganarán en esperanza de vida otros cuatro años más. Los expertos en atención a la mujer menopáusica aseguran, por ello, que «dejar de acudir al especialista durante quince o veinte años es demasiado tiempo». Carece de todo sentido. Hay patologías muy graves, como tumores, que tratadas a tiempo pueden incluso superarse; y otras menos complejas, pero muy molestas, como la incontinencia urinaria, cuyo pronóstico se puede mejorar sensiblemente.
«Tenemos que enganchar a nuestras pacientes antes de los 65 para evitar, en la medida de lo posible, que las enfermedades degenerativas les pillen a partir de los 70», afirma el ginecólogo José Luis Neyro, director del curso de formación continuada sobre Climaterio y Menopausia, que llegó ayer a su novena edición en el Paraninfo de la Universidad del País Vasco, en Bilbao. «El riesgo de padecer cáncer de mama y de cuello de útero decae en ese momento de la vida, pero se incrementan mucho las fracturas por osteoporosis, la caída del suelo pelviano y la incontinencia urinaria». Los médicos están convencidos de que es posible envejecer con mucha más calidad de vida si se vigila y controla a tiempo la aparición y el avance de determinadas dolencias.
Igual que una joven
«La edad no debe ser una contraindicación para curar», sentencia el ginecólogo del hospital de Cruces Txetxu Iparraguirre. El riesgo de sufrir un cáncer de mama, aunque disminuya, no desaparece con la edad. Tres o cuatro mujeres de cada cien sufrirá un tumor mamario en su década de los sesenta. Si ese periodo se amplía hasta los noventa años, las posibilidades crecen hasta casi el 10%. «Tradicionalmente se ha pensado que a partir de los 65 era mejor reducir la quimioterapia o no someter a una paciente a cirugía, pero no es así. Una mujer madura se puede someter a un tratamiento quirúrgico con iguales posibilidades que una joven», sentencia el especialista.
Otras complicaciones como la sequedad vaginal y el prolapso uterino, que es la caída del útero por la vía del parto como consecuencia de la debilidad muscular propia de la edad, pueden mejorarse con un diagnóstico temprano, mediante la realización de ejercicio y el uso de los fármacos adecuados. Con la incontinencia urinaria, que afecta a un número muy importante de mujeres, sucede algo parecido.
La vergüenza que este problema genera a las afectadas impide conocer con exactitud su incidencia,con estimaciones tan variadas que oscilan entre el 5% y el 70%, según explica el urólogode Cruces Iván Olano. Los estudios apuntan a que siete de cada diez pacientes no acuden al médico porque no se atreven a hablar de ello.
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
pliega/despliegaLo más comentado
pliega/despliegaLo último de elcorreo.com
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.