El Correo Digital
Miércoles, 22 octubre 2014
cubierto
Hoy 14 / 21 || Mañana 12 / 22 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > >
Una tonelada sobre palillos

concurso de ingenieros

Una tonelada sobre palillos

Pablo Cearra bate el récord del concurso de puentes con palos de helado al soportar 909 kilos, pero el ganador fue Roberto Polvorosa

20.04.12 - 02:18 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
El día que Naiara Vigo vio cómo una amiga tropezaba y caía sobre su puente de palillos casi le da un síncope. La ilusión y los dos meses de trabajo de esta estudiante de Bellas Artes se venían abajo cuando faltaban sólo 48 horas para la XI edición del concurso anual de Ingenieros. Impermeable al desaliento, se puso manos a la obra con la ayuda de su compañera Silvia Martínez. Hasta su novio se prestó a colaborar. Ayer, se abrazaron al presenciar cómo se colocaba la decimosegunda baldosa de Bilbao sobre una estructura curvada que resistía contra pronóstico. Misión cumplida.
Era sólo una imagen más de las historias de superación que deja el concurso, donde Pablo Cearra logró batir el récord de 702 kilos con un puente que soportó casi una tonelada -909 kilos- y en el que se impuso Roberto Polvorosa con otro de 424, pero con mejor porcentaje de resistencia por su tamaño. La cita anual de la Escuela de Ingenieros, a la que se presentaron siete maquetas, recabó una vez más la atención de decenas de curiosos, entre los que se mezclaban un buen número de medios de comunicación y familiares orgullosos que ocupaban las primeras filas. Como Jesús, el padre del ganador, que cada año por estas fechas se queda sin garaje: «Lo hago encantado, es algo para él y tiene mucho mérito».
Hay auténticos expertos de esta disciplina. Cearra -que participa siempre con su progenitor, Luis, de 69 años- no recuerda las veces que ha ganado -«siete u ocho, creo»- y en más de una ocasión ha indultado sus obras para que permanezcan a la vista del público en el recinto universitario. Esa es la opción por la que se inclinó el equipo formado por Hugo Arístegui, Sara Basaguren, Marta Álvarez y Olatz Cánobas. Su objetivo, decían antes del comienzo de la prueba, era alcanzar los 300 kilos. A los 260 se proclamaron «satisfechos». Y decidieron dejar de colocar baldosas y planchas de diez kilos al superar los 800. Renunciaban contentos entre el entusiasmo de sus padres y amigos. Habían quedado terceros y Marimar, la madre de Marta, se mostraba exultante. «Estoy encantada. Es su primer año, tienen solo 19 años y mira lo que han hecho. Además, mejor que estén aquí que en la discoteca, ¿no?».
Polvorosa, el ganador de esta edición, no tenía todavía todas consigo. Con mucha precisión y rostro concentrado, colocaba cada nueva baldosa sobre el puente. «He cargado mal al principio y se está escorando», advertía con preocupación. Miraba de reojo a la familia Cearra -el padre aficionado a la carpintería y el hijo trabajador de una empresa que «hace esto a lo grande»- porque el año pasado quedó segundo tras ellos. Este era el suyo. De propina, se llevó también el galardón en la modalidad de estética. «No volveré a presentarme -confiesa-, porque llevo cuatro años haciéndolo y porque acabo ya la carrera». Luis y Pablo Cearra también salieron satisfechos, tras siete mil palillos y 200 horas de trabajo, su puente valía una tonelada.
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
Javier Cuñarro y Ander Bilbao colocan una de las cargas. :: FOTOS: FERNANDO GÓMEZ
Una tonelada sobre palillos
La maqueta de Naiara Vigo y Silvia Martínez se desploma por el peso.
Te ofrecemos todos los eventos de cada día: teatro, conciertos, exposiciones...
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.