El Correo Digital
Miércoles, 30 julio 2014
sol
Hoy 13 / 23 || Mañana 13 / 25 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > >
Argentina expropia YPF a Repsol

argentina culmina su amenaza

Argentina expropia YPF a Repsol

Kirchner desoye todas las advertencias internacionales y golpea a la petrolera española en un gesto de carácter populista

17.04.12 - 02:19 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Cristina Fernández de Kirchner rompió ayer su silencio sobre la polémica abierta con España con la peor noticia posible para Repsol: la expropiación de YPF. La mandataria hizo oídos sordos a las advertencias lanzadas por el Gobierno de Mariano Rajoy y por la propia Unión Europea y compareció para, en un ambiente de exaltación nacional, anunciar el envío al Senado de un proyecto de ley para que el Estado -bajo el argumento de la «utilidad pública» de los recursos petrolíferos del país- tome el control del 51% de la petrolera.
Se trata de un ataque directo a la firma presidida por Antonio Brufau, pues el texto legislativo -compuesto de 19 artículos y «cincuenta páginas de argumentos jurídicos», dijo Kirchner- se refiere en exclusiva a las acciones que de YPF maneja Repsol (cuya participación total es del 57,4%). Nada señala, sin embargo, sobre el 25% en manos del grupo argentino Peterson. Eso sí, los fondos de inversión norteamericanos que controlan desde la Bolsa un 17% de YPF pueden estar tranquilos, pues la presidenta aseguró que nada les sucederá. Tras el anuncio, la cotización de las acciones de la petrolera se suspendió en las bolsas de Buenos Aires, México y Nueva York, donde llegaron a caer un 18%.
Por si fuera poco, Kirchner, que cuidó hasta el extremo la escenografía de su desafío, ordenó intervenir la empresa de inmediato. De hecho, funcionarios estatales se presentaron en la sede de YPF y desalojaron a los hasta ahora responsables de la empresa (con el español Antonio Gómis a la cabeza) para sustituirlos por 'hombres de Cristina'. La compañía está ya controlada por el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, junto al secretario de Política Económica y viceministro de Economía, Axel Kicillof, el presunto instigador del proyecto. Hasta se cambió al equipo de seguridad.
La primera reacción de Repsol fue contundente. La petrolera calificó de «manifiestamente ilícita y gravemente discriminatoria» la decisión del Gobierno argentino, que combatirá con todas las herramientas legales a su alcance. La compañía afirmó en un comunicado que la expropiación «viola los más fundamentales principios de seguridad jurídica y de confianza de la comunidad inversora internacional».
La iniciativa legal de Kirchner, que empezará a debatirse hoy mismo en el Senado, alude al objetivo de lograr el autoabastecimiento de hidrocarburos para Argentina, a fin de «garantizar el desarrollo económico con equidad social». Y establece que de ese porcentaje de control de YPF que se expropia , el 49% quedará en manos de las provincias productoras de petróleo y gas y el 51%, en las del Estado. Todos ellos votarán siempre lo mismo en el consejo de administración que forme la futura YPF, en el que los trabajadores contarán con un representante. «Yo no soy eterna, y si alguien quiere algún día vender las acciones de YPF, la operación deberá ser aprobada por dos tercios del Senado, la misma mayoría que para reformar la Constitución», sentenció.
Un tanto nerviosa, rodeada de funcionarios, gobernadores, empresarios, sindicalistas y militantes partidarios, la presidenta dejó que una locutora leyera el texto del proyecto, y después hizo una presentación en 'power point' para explicar las presuntas razones que le han llevado a tomar tan contundente decisión.
Sus enfervorizados simpatizantes aplaudieron a rabiar, por momentos de pie, y entonaron cánticos como si estuvieran en la tribuna de un estadio de fútbol. Detrás del atril desde el que la presidenta leyó su mensaje, no faltaron la bandera argentina de un lado y la imagen de Eva Duarte de Perón, 'Evita', del otro.
Vaciamiento
Para justificar su resolución, la presidenta señaló que en 2011, por primera vez desde la llegada de Repsol al control de la compañía, Argentina se convirtió en importador neto de gas y petróleo, y que el total de combustible importado superó los 9.300 millones de dólares. «De proseguir esta política de vaciamiento, de no producción, de no exploración, nos tornaríamos en un país inviable, pero no por falta de recursos sino por políticas empresariales», dijo.
Kirchner denunció también una caída de las reservas comprobadas del 50% desde 2001 a pesar de que la empresa no dio pérdidas. En ese período, resaltó, YPF más que duplicó sus ventas. La líder peronista -que tuvo un recuerdo para su fallecido marido y exhibió como si fuera una reliquia nacional un tubo del primer petróleo extraído en el país- acusó a Repsol de segmentar el mercado de hidrocarburos argentino». ¿Cómo?, dedicando el 80% del refino a gasolinas 'premium', destinadas a la exportación pero no a alimentar los automóviles o la maquinaria agrícola «del pueblo».
«Esta historia se termina, espero, con el tratamiento de esta ley y el nacimiento de una nueva empresa nacional y federal», declaró tajante. «No estamos inventando nada», aclaró después de mencionar múltiples casos de países en los que el Estado conserva el control de los hidrocarburos. «Esto no es una estatización. Es una recuperación de la soberanía y el control de un instrumento fundamental».
Amenazas
Cristina Fernández de Kirchner advirtió de que no responderá a las críticas provenientes de España. «Esta presidenta no va a contestar a ninguna amenaza, no va a responder a ningún exabrupto, no se va a hacer eco de ninguna falta de respeto o de frases insolentes, porque soy una jefa de Estado, no una patotera». Y se refirió a la reestatización de Aerolíneas Argentinas, decidida durante su Gobierno, para recordar que no tuvo «ni una palabra destemplada o impropia» hacia España, a pesar de lo que consideró como «uno de los vaciamientos más escandalosos de la historia». Eso sí, no perdió la ocasión de recordar que quienes en su día compraron la aerolínea (Gerardo Díaz Ferrán y Gonzalo Pascual, mediante Marsans) han terminado procesados en España.
Sabedora de que su movimiento alejará a los inversores, a los que necesita sin falta en la propia YPF, la mandataria aseguró que el problema no es con las empresas extranjeras sino con sus inversiones. En un guiño a posibles socios, Kirchner aludió a la brasileña Petrobras.
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
La presidenta argentina muestra un tubo con el primer petróleo del país. :: AFP / Atlas
Argentina expropia YPF a Repsol
::GRÁFICO G. DE LAS HERAS

Convertir

en
Resultado
pliega/despliegaLo más leído
pliega/despliegaLo más comentado
pliega/despliegaLo último de elcorreo.com
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.