El Correo Digital
Miércoles, 22 octubre 2014
claros
Hoy 15 / 20 || Mañana 14 / 19 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
La Ertzaintza limitará el uso de pelotas de goma a situaciones excepcionales

medidas tras la muerte de iñigo cabacas en bilbao

La Ertzaintza limitará el uso de pelotas de goma a situaciones excepcionales

Ares pide «perdón» en el Parlamento y la oposición suaviza el tono a la espera del resultado de la investigación

13.04.12 - 02:18 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Ares pide perdón a los familiares y amigos de Iñigo Cabacas.
Nada de lo que se diga en el Parlamento vasco va a devolver la vida a Iñigo Cabacas, y por eso el consejero de Interior inició ayer su comparecencia pidiendo «perdón por esta injusticia» a la familia, amigos y allegados del joven de 28 años. Las explicaciones de Rodolfo Ares ante la Comisión de Interior de la Cámara de Vitoria eran muy esperadas por dos cuestiones diferentes: la primera, arrojar luz sobre lo que sucedió la noche fatal del jueves tras el partido entre el Athletic y el Schalke 04, cuando una pelota de goma disparada por un ertzaina derribó a Iñigo, quien, tras cuatro días en coma, fallecía el pasado lunes. La segunda, conocer qué medidas se plantea el Gobierno vasco para evitar que tal tragedia se repita en el futuro.
En cuanto a esto último, el consejero anunció un giro en el modo de operar de la Ertzaintza y en los medios a utilizar en situaciones complicadas. «A partir del 1 de enero de 2013 todas las patrullas de seguridad ciudadana -en las que se integran 6.000 de los 8.000 agentes de la Policía vasca- tendrán prohibida la utilización de escopetas lanzapelotas». Y en lo que queda de 2012, su uso será restringido. El Ejecutivo ya ha adquirido y está probando material antidisturbios menos lesivo. Sin embargo, las pelotas de goma no pasarán a la historia porque los cuerpos especiales -la Brigada Móvil y la de Refuerzo- podrán seguir utilizándolas. Eso sí, «sólo cuando la Jefatura lo considere imprescindible», en situaciones extremas, porque a partir del 1 de enero «tendrán otros medios que serán los que utilicen de forma ordinaria».
«¿Por qué esto no se ha hecho antes si la Comisión Europea lleva años desaconsejando la utilización de pelotas de goma? No atender esta recomendación es una decisión política», censuró el parlamentario de EA Juanjo Agirrezabala, quien cargó a Ares con la responsabilidad de mantener una munición que se ha revelado letal. En este sentido, el consejero matizó que la UE no la prohíbe, aunque «fruto de una reflexión» varias policías, entre ellas la vasca, están apostando por otros métodos. Desde el sindicato Erne lamentan que esta medida «llega tarde».
Además, el titular de Interior avanzó el diseño de nuevos protocolos de actuación en la Ertzaintza para adaptarse al «nuevo tiempo» que vive Euskadi, sin la amenaza terrorista y con «menos incidentes violentos». En este sentido, apuntó la creación de un grupo de trabajo que «adecuará las pautas de actuación». Además, un equipo interno auditará a partir de ahora todas las actuaciones que causen heridos.
Mikel Martínez, del PNV, y Mikel Basabe, de Aralar, coincidieron en pedir también la creación de una comisión independiente que investigue las quejas por actuaciones policiales, una propuesta que Ares prometió estudiar y tener en cuenta. Cualquier actuación en este sentido tendrá más fácil saber contra quién actuar porque a partir del verano, tal y como había recomendado el Parlamento a petición de Aralar, los agentes «portarán un número de identificación visible». Por último, Ares dijo que el periodo de formación para los nuevos agentes ha pasado de 12 a 18 meses.
Menos concreciones hubo a la hora de analizar las circunstancias en las que se produjo la muerte de Iñigo. Durante la comisión de ayer, Agirrezabala, de EA, fue el único parlamentario que pronunció la palabra dimisión, para preguntarle a Ares si la presentaría. No lo hará. «Yo asumo toda la responsabilidad política», dijo el consejero. «Si la desgracia se solucionara con mi dimisión no estaría aquí. Y lo mismo sucedería si lo ocurrido fuese consecuencia de una decisión errónea de los dirigentes y mandos de la Ertzaintza».
Desde Interior se deja a la investigación que se está llevando a cabo el determinar si el fallecimiento de Iñigo fue fruto «de una negligencia o una fatalidad». La consejería, que revalidó su compromiso de «esclarecer lo que ocurrió y llegar al fondo, cueste lo que cueste y caiga quien caiga», remitió ayer al Juzgado de Instrucción número 10 de Bilbao, que se encarga del caso, el atestado y toda la información del suceso. También se ha ofrecido a la autoridad judicial «un equipo de agentes que bajo sus órdenes directas y con dedicación plena se ocupe a esclarecer las causas de la muerte de Iñigo Cabacas». A juicio de Ares, que las pesquisas sean dirigidas por la Justicia «es la mejor manera de acallar a quienes arrojan dudas sobre la Ertzaintza». Además, se ha abierto un expediente interno a todos los agentes que participaron en el operativo. El objetivo es analizar si «su actuación se ciñó a los procedimientos internos» y, en caso de no ser así, «se depurarán responsabilidades».
En concreto, son 24 los uniformados de seguridad ciudadana que intervinieron (8 por furgoneta), y portaban un total de nueve escopetas. La investigación se centra en seis de ellos, que eran quienes tenían a tiro a Iñigo. Quien apretó el gatillo podría ser culpable de un delito de homicidio imprudente, y la responsabilidad también podría salpicar, en distinto grado, al mando a cargo de la operación, según el fiscal superior del País Vasco, Juan Calparsoro. Todo parece indicar que sí existió negligencia -«algo falló», admitió Ares-, toda vez que el pelotazo impactó en la cabeza del joven, cuando la obligación de los agentes es tirar a las piernas y la parte baja del tronco, y lo hizo con tal potencia que se sospecha que fue disparado a una distancia inferior a la permitida.
Todos los grupos coincidieron en enviar sus condolencias a la familia y amigos de Iñigo y exigir llegar a toda la verdad y depurar todas las responsabilidades. El jeltzale Mikel Martínez incidió en la necesidad de conocer «qué mando ordenó» la actuación para determinar si el fatal suceso es fruto de «errores estructurales y encadenados, que situarían la responsabilidad política al más alto nivel», aunque no fue más allá.
PNV, PSE, PP y UPyD incidieron también en su «firme defensa» a la Ertzaintza, que durante treinta años «ha velado por los derechos de la ciudadanía», lo que hace aún más necesario esclarecer lo ocurrido. La ausencia de la izquierda abertzale en el Parlamento (que ayer volvió a pedir la dimisión de Ares por considerarle el responsable político de la muerte de Iñigo y «mentir» durante su comparecencia) fue determinante para que el debate fuese menos bronco de lo esperado. La oposición suavizó el tono a la espera de lo que determine la investigación judicial y los principales partidos coincidieron con Ares a la hora de condenar la «utilización política miserable» que la antigua Batasuna está haciendo de la muerte de Iñigo para «desprestigiar» a la Ertzaintza.
En Tuenti
El parlamentario socialista José Antonio Pastor reconforta al jefe de la Ertzaintza, José Antonio Varela, durante la comparecencia de ayer en la Comisión de Interior. :: IGOR AIZPURU
La Ertzaintza limitará el uso de pelotas de goma a situaciones excepcionales
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.