El Correo Digital
Lunes, 20 octubre 2014
claros
Hoy 13 / 24 || Mañana 14 / 20 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > >
De Bilbao al Sahara en 'Seat Panda'

BIZKAIA

De Bilbao al Sahara en 'Seat Panda'

El policía municipal ganador de un rally por el desierto con su novia cuenta su experiencia «bestial»

01.04.12 - 02:16 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Mikel, más conocido como 'Sarri', agente de la Policía Municipal de Bilbao, y su novia, Mila, psicóloga catalana, no habían participado nunca en un rally, ni visitado Marruecos, y mucho menos el desierto del Sahara, pero ellos pueden decir eso de que a la primera va la vencida. La pareja, con el número 13, ha ganado la edición inaugural del Panda Raid Pandemonium. Atravesaron el Atlas en un 'Seat Panda-Marbella' en una semana, entre el 18 y el 24 de marzo. «Ha sido una experiencia bestial, los bereberes son gente supercercana, cariñosa... al vernos los niños, descalzos o con chanclas, venían corriendo, nos saludaban, aplaudían y nos pedían 'bombón' (dulces) y estilo (bolis)», recuerda.
Se embarcó en la aventura después de que un compañero y amigo, Joseba García Bernaola, participara en un rally similar y se lanzara a organizar uno «más familiar». «Todos los participantes se conocían por el nombre de pila, lo importante no era la competición sino llevar ayuda humanitaria y divertirnos», resume el organizador. Los 14 equipos -entre ellos siete agentes de la Policía local bilbaína- llevaron hasta las aldeas más humildes de Marruecos 1.400 kilos de medicamentos y otros productos sanitarios, material escolar (bolis y cuadernos), ropa, chupa-chups, caramelos y hasta un ordenador.
Mikel compró un 'Panda' «condenado a la chatarra» el pasado mes de agosto y desde entonces lo ha estado «preparando». Dejó su utilitario aparcado y empezó a probar la reliquia, que después de atravesar España y África «no ha tenido ni una avería. Sólo se nos estropeó la batería cuando ya regresábamos y la pudimos cambiar».
La labor del copiloto, su chica, ha sido «importantísima», pese a sus reticencias iniciales. «Decía que me iba a retrasar más que ayudar». Pero «mi sentido de la orientación está cascado, si no llega a ser por Mila que me iba guiando con el GPS y la 'roadbook' (libro de ruta) todavía estaría dando vueltas por Nador», admite 'Sarri' con una sonrisa. El rally -«estar juntos las 24 horas y en situaciones a veces complicadas»- supone una prueba para una pareja y ellos la han superado con nota.
Cumple y petición de mano
En un raid, a diferencia de un rally, no siempre gana el primero que llega a la meta, sino el que más puntos acumula en las distintas pruebas de orientación, contrarreloj por la arena y otras más imaginativas. «Teníamos que encontrar el sitio que aparecía en una fotografía». En seis jornadas, algunas intensas, debían desplazarse desde Almería hasta el macizo de Erg-Chebbi, unos 4.000 kilómetros. «Hemos tenido de todo, desde un cumpleaños hasta una petición de mano en las dunas. Hemos dormido en jaimas y nos hemos despertado en el desierto y también nos hemos dado un palizón». En la primera etapa y la última había que recorrer más de 450 kilómetros. Algunos días salían a las ocho y media de la mañana y no llegaban hasta las ocho de la tarde. Siempre se reunían para comer, aunque fuera un bocadillo en la arena. Soportaron temperaturas de hasta 30 grados y también bajo cero alguna noche. «Necesitábamos ropa de abrigo», explican.
«La organización ha sido perfecta», alaba Mikel. «No se podía dejar nada al azar», admite Joseba García Bernaola, que contó con el asesoramiento de la empresa Sports Adventure. Con ellos viajaron dos expilotos que han corrido el Dakar y «dominan» el desierto; un médico, un mecánico y un traductor autóctono, Mohammed, 'Moha', que habla varios idiomas, entre ellos japonés y catalán. «Por cuestiones de seguridad no puedes dejar a alguien tirado en medio del desierto con una rueda pinchada».
El libro de ruta advertía de los «agujeros peligrosos» -Mikel y Mila se quedaron atrapados en la arena y salieron con unas planchas que les había prestado otro equipo- y, aunque parezca mentira, de radares. Dos participantes tuvieron que desembolsar 80 euros al ser multados por exceso de velocidad.
Lo que más les ha impactado han sido las «sonrisas inocentes de los críos», que «nacen y sólo pueden aspirar a ser pastores de un rebaño de dromedarios, porque no hay nada más. Viven en casas de adobe o en tiendas, y cuando ven un cuaderno para colorear es una fiesta». El premio consiste en una bandeja, dos chaquetas bordadas y un descuento del 50% en la inscripción (2.260 euros por persona, incluido alojamiento y ferry) para la próxima edición, a la que ya están apuntados. «Nunca había pasado unas vacaciones tan completas», confiesa Mikel.
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
De Bilbao al Sahara en 'Seat Panda'
Mikel y Mila posan delante de su bólido, un 'Seat Panda-Marbella' preparado para rally. :: MIKEL Y MILA
De Bilbao al Sahara en 'Seat Panda'
Mikel entrega chupa-chups a niños en una aldea. :: MIKEL Y MILA
Te ofrecemos todos los eventos de cada día: teatro, conciertos, exposiciones...
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.